Entrevista exclusiva con Joan Fernández Cabrera “El Payaso Loco” de Cuba para el mundo

Joan, mejor conocido como “El Payaso Loco”, es considerado por muchos como el más grande de los payasos cubanos. Siendo hijo de un Master Chef y de una trabajadora administrativa, Joan buscó integrarse desde siempre con los divertidos residentes de Clown Alley. Con ocho años de experiencia como payaso en circos alrededor del mundo, incluyendo The National Circus of Belarus, Cirque Regional de Bretagne (Francia) y el Circo Nacional de Cuba, Joan recuerda que siempre tuvo conocimiento sobre Ringling Bros. and Barnum & Bailey por su histórica reputación de ser el circo más grande, el mejor, y de mayor trayectoria.

“Desde muy temprana edad, mi padre de alguna manera sembró en mí, el sentido del humor, porque él tenía la habilidad de hacer reír a las personas en las fiestas o reuniones. Motivo por lo cual siempre pensé en hacer lo mismo. Me gustaba la sensación de hacer reír a las personas, siempre estuve rodeado de humor y alegría desde mi infancia. Nunca imagine pertenecer al mundo del entretenimiento artístico”, comentó -El Payaso Loco-.

En una charla vía telefónica, Joan nos platicó: “El hacer reír a la gente es una labor difícil, no todos los días estamos de buen humor, no todos los días tenemos esa capacidad, pero con el tiempo vas aprendiendo cómo lidiar con tu estado de ánimo y te va dando la habilidad de diluir las situaciones cotidianas”.

Para Joan, en su primera gira por Estados Unidos, se hace acompañar por su perrito de peluche Mususi, su inseparable compañero de viaje y de actuación. Desde la primera vez que se puso el maquillaje de payaso a los 18 años de edad, Joan se hace acompañar de Mususi en su épico viaje de comedia inspirada por los legendarios del cine Charlie Chaplin y Laurel and Hardy.

Además de sus habilidades de expresión facial y corporal, Joan disfruta integrando acrobacia e imitación de personajes en su actuación.

El propósito de mi show es hacer reír al público, que los asistentes disfruten y bajen las tensiones de los números anteriores, que se relajen y estén preparados para la siguiente escena y no entren en pánico o catarsis. El show se hace por temporadas largas entonces tenemos que estar siempre preparados, porque no es fácil la vida de circo.

Además “Los niños tienen esa cualidad de divertirse hasta con las cosas más pequeñas sin embargo son muy sinceros porque te dicen cuando algo no les gusta y durante los shows empiezan a hablar, se distraen o se paran de sus asientos. Y los adultos son más respetuosos ya sea que este bueno o malo la función” acoto.

“Si no hubiera sido payaso, hubiera sido payaso. Me hubiera gustado también ser acróbata en cualquier otra circunstancia, en mis números siempre incorporo algo de este arte ya que es otra de mis pasiones. Soy un payaso en todos los sentidos, de profesión, en el teatro, en la televisión, en el circo, yo soy un payaso”.

“Es un orgullo ser cubano, ser latino, las oportunidades cuando se dan hay que tomarlas, es una suerte para mi estar aquí y la verdad es que me integre al equipo sin buscar como muchos otros que vienen buscando, no lo pensé dos veces y orgullosamente soy parte de esta gran compañía, tengo compañeros artistas latinos mexicanos, brasileños, venezolanos etc.”, finalizo.

Del 19 al 22 de junio, estaremos en las Vegas presentándonos en el Thomas & Mack Center con un show cargado de energía, de magia, de leyendas, mucha fantasía y diversión y vamos a dar lo mejor para que se diviertan. Los esperamos.

LO MÁS RECIENTE
Add Event

You May Like