Fiscalía de N.York considera decepcionante bancarrota de empresa de Weinstein

El fiscal general de Nueva York, Eric Schneiderman, dijo estar “decepcionado” con el anuncio de que Weinstein Company, que cofundó el productor de Hollywood caído en desgracia Harvey Weinstein, se acogerá a la bancarrota ante el fracaso de las negociaciones para la venta de sus activos.

La fiscalía de Nueva York presentó una demanda el pasado 11 de febrero por violación de derechos civiles contra Weinstein, su hermano Robert y la empresa que ambos dirigían como resultado de una investigación por conducta sexual inapropiada.

La denuncia incluía nuevas alegaciones contra Weinstein, máximo responsable del estudio de producción, respecto al “maltrato despiadado y explotador” que ejercía sobre sus empleados, así como testimonios de éstos como víctimas de acoso sexual, intimidación y otras conductas.

“Durante las últimas dos semanas mantuvimos conversaciones muy productivas con ambas partes en torno a los objetivos del fiscal general de compensar a las víctimas, proteger a los empleados y desterrar a aquellos que permitieron años de abuso sexual”, indicó el fiscal a través de su director de comunicaciones, Eric Soufer.

El consejo directivo de la productora neoyorquina informó de que no fue posible cerrar un acuerdo con el grupo encabezado por Maria Contreras-Sweet, exdirectora de la Administración de Pequeños Negocios entre 2014 y 2017 bajo la presidencia de Barack Obama, para la venta de The Weinstein Company, según publicó Los Angeles Times.

La oferta apoyada por el multimillonario Ronald Burkle y el fondo Dallas de la firma de valores Lantern Asset Management hubiera proporcionado el control del estudio neoyorquino al consorcio encabezado por Contreras-Sweet mediante un acuerdo de unos 500 millones de dólares, añade el diario.

El estado de Nueva York presentó la demanda ante la “inminente venta” de la productora, ante la creencia de que dejaría a las víctimas sin una reparación adecuada, incluyendo un fondo de compensación, y cuyos términos “permitirían” obtener beneficios a los implicados, como nuevos puestos ejecutivos en una nueva entidad.

La venta de la empresa surgió luego de que decenas de mujeres denunciaran al famoso productor por acoso sexual, entre ellas las actrices Angelina Jolie, Gwyneth Paltrow o Salma Hayek.

“Estamos decepcionados de que, a pesar de un claro avance en estos temas, incluido el compromiso del comprador de dedicar hasta 90 millones de dólares para compensación de las víctimas e implementar políticas de estándares superiores, las partes no pudieron resolver sus diferencias financieras”, señaló la fiscalía en un comunicado ante el anuncio de bancarrota.

“Continuaremos buscando justicia para las víctimas en caso de quiebra de la compañía y nuestra investigación sobre el patrón de abuso atroz de Harvey Weinstein y sus facilitadores sigue en curso”, afirmó.

Add Event

You May Like