Hollywood resucita el cine religioso

El éxito de Noah, la sorprendente acogida de filmes como Son of God y God’s Not Dead y el previsible triunfo esta semana de Heaven is for Real han dejado claro el auge del cine religioso en Hollywood, una temática que estuvo de capa caída durante décadas.

“En la industria decimos que 2014 es el año de la Biblia”, dijo Paul Dergarabedian, analista de medios para Rentrak, empresa especializada en medición de audiencias digitales.

“Lo que ocurre es inusual. Es increíble cómo han rendido en taquilla esas películas. Hollywood ha sabido finalmente cómo ofrecer cine religioso de éxito y llegar al espectador a través de una promoción adecuada”, añadió.

Pero, en realidad, desde súperproducciones como The Ten Commandments (1956) o Ben-Hur (1959), prácticamente nadie en Hollywood había apostado por resucitar esta materia.

Noah, dirigida por Darren Aronofsky, se presentaba como una apuesta de riesgo para el estudio Paramount debido a su altísimo presupuesto -unos 125 millones de dólares- y las polémicas que suscitó, pero tras tres semanas en la cartelera mundial ha logrado recaudar más de 250 millones de dólares.

La racha de estrenos religiosos se extendió este miércoles con Heaven is for Real, una película que, según las estimaciones del estudio Sony Pictures, podría recaudar 20 millones de dólares en su debut. El libro homónimo en el que se basa ha vendido más de 10 millones de copias.

La tendencia irá a más este año. La religión volverá a aparecer en Mom’s Night Out -9 de mayo-, Persecuted -18 de julio-, Left Behind -con Nicolas Cage, el 3 de octubre- y, finalmente, la guinda del pastel antes de Navidad: Exodus, sobre la figura de Moisés, dirigida por Ridley Scott y protagonizada por Christian Bale.

Eventos

You May Like