Joel Romero “El mago del humor”, busca encantar a la ciudad del pecado

Joel Romero “El mago del humor”, se presenta todas las tardes en las afueras de los hoteles Planet Hollywood, Paris y Bellagio, con shows cada hora a partir de las 3 de la tarde hasta la 1 de la mañana. El ilusionista de Cabimas, Venezuela convoca multitudes quienes disfrutan de sus actos de magia.

“Mi meta es, presentarme en los teatros que tiene Las Vegas”, dijo en entrevista con El Tiempo “El mago del humor”.

Desde los 12 años de edad descubrió que su pasión era realizar trucos de magia, “era una curiosidad de niño, hacer algo que fuera mágico y lo fui desarrollando como habilidad y a las personas les empezó a gustar”.

La magia para Romero, es un arte, una forma de ilusión, de la mano de esta habilidad se le abrieron las puertas en los canales de televisión regionales venezolanos como mago y comediante, fue cuando dio el paso a realizar magia profesionalmente a la edad de 18 años.

Su hermano Julio Romero le regaló un paquete de cartas, “yo mostraba la carta a algún amigo, y por ejemplo era la Reina de Trébol, cuando yo le daba las cartas la Reina había desaparecido, fue como comenzó a crecer mi curiosidad de seguir aprendiendo, ese fue mi primer truco que dominé”, reveló el artista.

La situación política de Venezuela, es de dominio popular que es complicada, esto tuvo que ver con la decisión de Romero de emigrar a Estados Unidos, ya que solamente lleva 9 meses en Las Vegas, “la situación se estaba agravando, yo seguí en el medio artístico y conocí a personalidades como el Conde del Guacharo, quien me inspiró a seguir con la magia”.

Su carrera artística ha comenzado de cero en Estados Unidos, ya que luego de presentarse en programas de radio y televisión, tener contrataciones privadas de magia, ahora realiza su show en la calle de Las Vegas Boulevard, a la intemperie del sol y con propinas como salario, “es un proyecto en otro idioma, inglés, desde la calle yo hago magia”.

“Ahora tengo público de todas partes del mundo, el contacto es directo, hay personas que agradecen mi trabajo y me dicen que no me van a ver ahí (la calle), si no dentro de un hotel. Cuando comencé no fue fácil, recibes aplausos y sonrisas, las personas gritan por el asombro que les provocan mis actos”, señaló.

Gracias a su constancia, su trabajo ha comenzado a destacar y ha sido invitado a presentar su show en el centro nocturno Mango Tango, el próximo sábado 29 de abril a las 6 de la tarde.

 

Eventos

You May Like