La Consentida de La Banda

Desde el 16 de enero, las redes sociales dejaron ver una imagen refrescante y motivadora de Verónica López, artista local que sigue luchando por consolidar su sitio de honor en la palestra del entretenimiento de Las Vegas. Pon un X en tu X, tema que se puede escuchar en la plataforma Youtube, es una produccion por Pardo’s Promotion.

Pero, para ahondar más en la vida de esta popular artista diremos que Verónica López nació en Venice, California, es la mayor de una familia tradicional constituida con la idiosincrasia y tradiciones mexicanas. Sus padres -ambos finados-, Virginia y Leonardo, se conocieron en los Estados Unidos, ella nacida en California (pero sus padres con raíces duranguenses), él nacido en Etzatlán, Jalisco, pueblo de la región valle del estado. El matrimonio procreó seis hijas: Verónica, Elizabeth, Mónica, Odelinda, Lucila y Virginia.

“Hubo un varón en la familia pero murió cuando yo tenía dos años”, señaló Verónica agregando que “mi madre falleció hace cuatro años y mi padre hace dos, lo que cambió muchas cosas en mi mente y corazón”.

En un afán de contar con mayor independencia, y luego de muchos años decidió buscar nuevos horizontes en su vida sentimental, pero sin dejar de lado a sus hijos, sus grandes tesoros: Luis, Cecily, Emeli y Adán.

“Yo tuve una vida muy difícil de niña. Mi mamá y mi papá tenían muchos problemas, lo que afectó mi vida de manera sorpresiva. Además “al ser la mayor de la familia- tuve que asumir un rol de liderazgo y hasta cierto punto de referencia para mis hermanas”, manifestó López.

La responsabilidad ha sido una constante en su vida, primero de sus hermanas, luego de sus padres, luego de sus hijos, lo que ha desempeñado con gusto. Sin embargo, hay momentos en los que siente la necesidad de dedicar más tiempo a su persona interior.

“Mi mamá era muy estricta, de hecho cuando me casé, tuve que hacer las cosas al modo de ellos, porque era la mayor y tenía que poner el ejemplo para mis demás hermanas”, expresó.

El arraigo y las tradiciones mexicanas hicieron que Verónica se acostumbrara a ese tipo de existencia, “cuando eres niña, ves las cosas y crees que así debe ser todo. Aprendí los dos idiomas “inglés y español- para comunicarme con mis padres, él tomaba mucho y creo que mi mamá padecía cierto tipo de bipolaridad porque en ocasiones estaba muy contenta y en otras no podíamos ni hablarle”, explicó. Enfatizando “mi mamá se puso a tener hijas, con la esperanza de tener otro varón, y la responsabilidad de las que iban naciendo me la delegó a mi”.

Cuenta que la familia jamás pasó hambre, ya que su papá, al tener una compañía de construcción, siempre se hizo cargo de los gastos de la casa.

El abuso y la violencia doméstica que vivió en su infancia le dieron bases que durante la vida le han ayudado a superar muchas dificultades. “Yo pienso que me tocó nacer en esa situación, nunca les di problemas a mis padres, era muy responsable, siempre respeté sus decisiones. Hoy en día veo que muchos jóvenes no le dan el respeto que merecen los padres, cuestionan sus decisiones, los critican, se burlan de sus ideas, antes no era así. Las órdenes de los padres eran indiscutibles en mis tiempos de juventud”, sostuvo López.

Ella le inculcó esos valores a sus hijos, por lo que ahora disfruta del respeto y buen comportamiento que ellos le prodigan.

Verónica López es una consumada artista que escribe canciones con el corazón, son la ventana de su alma, en ellas plasma sus anhelos y sueños. Por ejemplo, “hace días compuse una canción que se llama Lluvia de Amor, dedicada a México, es una forma de solidarizarme con la necesidad de alzar la voz y exigir mejores condiciones de vida para todos los mexicanos. Quiero tocar el corazón de la gente, de las autoridades, con un mensaje de amor bonito”, dijo.

La Gloria de América, es una de sus grabaciones más conocidas. Ella tuvo la fortuna de cantarla ante millones de personas en la capital de los Estados Unidos.

Compaginar las facetas de madre y de artista son difíciles de realizar. Ambas tienen características particulares que requieren de la absoluta confianza de toda la familia, la pareja, los hijos, etcétera. “Logré darle a mi vida un giro en el terreno artístico, fue duro, pero con disciplina y constancia todo es posible. A los jóvenes que quieran incursionar en el medio, les recomiendo hablar claro y definir sus aspiraciones para incrementar sus posibilidades de éxito”, acotó. Las Vegas es una plataforma extraordinaria para quienes deseen desarrollar el talento artístico, aunque es importante tratar de estar bien con las personas que, en un momento dado, te van a apoyar. A las madres de familia que también se dedican al arte, recomiendo que sean constantes, que nunca abandonen sus sueños, terminó diciendo Verónica López.

Visita sus sitios web

www.Veronica-Lopez.com

Facebook Veronica Lopezfans. VeronicaLopez_Oficial

 

Eventos

You May Like