Las alitas, un alimento que se ha vuelto un fenómeno: chef David Santana

El chef mexicano David Santana Rodríguez considera que el consumo de las alitas es una tendencia que ha ido en aumento en el país, gracias a la evolución que ha tenido la forma en que se consume, la variedad de salsas que existen, lo que hace que hoy sea un platillo reivindicado.

En entrevista señaló que este “snack” hace muchos años era la parte menos atractiva del pollo, que incluso se tiraba o se daba a los perros; sin embargo, hoy en día es un alimento que se ha vuelto un fenómeno.

“Las alitas es un producto que viene de Estados Unidos, específicamente de la ciudad de Búfalo, por eso mucha gente hace referencia de las alitas con salsa Búfalo; es donde nace este concepto”.

“Aquí, el mexicano lo adoptó bastante bien, siento que es uno de los ‘snacks’ que llegó para quedarse aquí en el país”, señaló el especialista en la cocina.

El consumo del mexicano es bastante amplio, informó que el producto de la alita antes, hace como una década, costaba cinco pesos el kilo, ahora el mismo peso cuesta 50 pesos, debido a toda la demanda que tiene.

“Realmente el mexicano es un consumidor fiel a este tipo de comida”, dijo el chef, quien considera que el secreto real para tener un platillo único está en las salsas y condimentos que se le agregan para satisfacer los paladares de los comensales.

El originario de la ciudad de Guadalajara, Jalisco, quien ha trabajado en diferentes franquicias de comida japonesa y francesa considera que a partir de 2007 este producto tuvo un despunte en México.

Calculó que, en un día normal de venta, en un restaurante en la Ciudad de México, se venden aproximadamente entre 150 y 200 kilos, teniendo un costo aproximado de 109 pesos con 10 piezas de alitas, lo que viene siendo medio kilo.

“Mi amor por los sabores nace desde casa, mis primeras chefs fueron mi abuela y mi mamá, al momento de probar esos platillos sentía esa sensación agradable en mi paladar”, platicó el egresado de la carrera de artes culinarios, que estudió en Estados Unidos.

Por otra parte, Eva Patricia Orozco, socia de la sucursal 169 del restaurante Wing’s Army Condesa, destacó que el local se trata también de un museo contemporáneo con tema militar, en el que hay una atmósfera nostálgica, entremezclada con símbolos, imágenes y piezas reales o réplicas.

“Nos encanta comer alitas, porque es como ponernos en un estado de felicidad, la gente cuando las consume está a gusto, tal vez hasta chupándose los dedos, disfrutando lo que se está comiendo, sin pensar si te estás viendo bien o mal”, concluyó.

LO MÁS RECIENTE
Add Event

You May Like