Las películas de Netflix no podrán entrar en el Festival de Cannes

La guerra ha sido declarada entre el Festival de Cannes y la productora y distribuidora online Netflix, y el enfrentamiento definitivo tiene fecha: 2018.

El pasado 10 de mayo, el certamen emitía una nota oficial en la que se especificaba un requisito indispensable para aquellas películas que, a partir del año que viene, aspiren a participar en su sección competitiva: que se estrenen en salas de cines.

Este año, dos películas producidas por Netflix (Okja, de Bong Joon Ho y The Meyerovitz Stories, de Noah Baumbach) compiten por la Palma de Oro en la 70ª edición del festival, a pesar de no tener previsto estrenarse en los cines de Francia.

Debido a esto, desde hace días se viene produciendo un clamor a favor de la expulsión de ambas cintas de la competición. No obstante, parece que finalmente ha triunfado la conciliación y las películas de Netflix podrán competir –aunque solo este año–.

Por su parte, Amazon presenta en el festival la película Wonderstruck, de Todd Haynes. Pero la competencia de Netflix tiene una política diferente en lo que respecta a la distribución: sus producciones solo están disponibles a sus clientes después de haberse estrenado en salas. De este modo, Amazon mantiene abierta la puerta de Cannes para los próximos años.

 

Eventos

You May Like