“Little Miss Nasty”, nuevo show el Hooters

De Los Ángeles llegó a Las Vegas el show burlesque “Little Miss Nasty”, un espectáculo a cargo de cuatro mujeres “sin vergüenza”, en el Night Owl Showroom del hotel &casino Hooters. El show consta de una serie de escenas ambientadas, tipo el cabaret parisino del siglo pasado, con música de heavy rock en el fondo de las coreografías.

El pasado sábado 20 de octubre subió el telón de apertura para el show “Little Miss Nasty” (LMN), que en español sería “Pequeña señorita desagradable o asquerosa”. Durante hora y media cuatro chicas bellas y sensuales van montando breves números con bailes y movimientos eróticos, a veces exagerados, igual que su vestimenta y apariencia.

Antes de empezar la música suena fuerte, mientras el escenario muestra unos tubos y unas veladoras en línea. Cada pequeña presentación, con duración de unos minutos, se guía por la música con piezas de grupos de rock como The Runaways, Iggy Pop, Nine Inch Nails, Marilyn Mason y Rob Zombie. Uno de los números quizá con más significado lleva la música de Led Zeppelin.

La música a volumen alto inunda el pequeño recinto de 200 asientos; con la iluminación intermitente de tonos fuertes se ayuda a dar la intención de informalidad, con mucha carga sexual y de doble sentido.

Casi todas las escenas las chicas bailan, se contorsionan y se menean de tal manera que pareciera un club nocturno de bailes eróticos. De hecho, hay unos tubos que les ayudan a eso, aunque después se cambian por unas sillas y luego por unas bancas de salón de clases, cuando ellas aparecen con uniformes de colegialas.

Mientras en el escenario las cuatro chicas se mueven sin pena al ritmo del rock pesado, a los lados del escenario unas pantallas proyectan videos de ellas mismas y con el mismo número, solo que con efectos especiales. Representan un supuesto estilo de vida.

De repente una de ellas se aparece entre el público, luego otras también y bailan, se muestran provocativas. Ellas emulan al tipo de jóvenes libres, sin límites, desaliñadas, sexys dispuestas a todo; simulan beber cerveza de botellas a las que parecen disfrutar tanto al tragar el líquido como al sostener el envase.

En cada número las chicas cambian de vestuario; nunca se destapan totalmente pues mantienen el sostén y la tanga, pero siempre se muestran sensuales e incluso agresivas con movimientos sexuales provocadores.

El show, según sus productores, es moderno y va mucho más allá de los espectáculos de showgirls comunes. LMN representa a la mujer moderna, sexy y audaz.

Gina Katon, fundadora y coproductora de este tipo de show dice que está hecho para entretener a quienes desean pasar la noche como en una fiesta, como si fuera una despedida de solteros o fiesta de noche de graduación, o simplemente un espectáculo casi íntimo para pasarla bien con los amigos. Es un show hecho para Las Vegas, aunque empezó en Los Ángeles.

Según los productores, en sus giras por el país LMN ha llamado la atención de famosos que les ha gustado, como Lady Gaga.

Little Miss Nasty se presenta viernes y sábados a las 10:30 pm en el Night Owl Showroom del hotel Hooters. Los coproductores son Gina Katon y Marc Jordan.

LO MÁS RECIENTE
Add Event

You May Like