Los Globos de Oro se redimen con González Iñárritu

México volvió a tener una noche rotunda en Hollywood, liderado por un dúo para la historia del cine y del país azteca, la simbiosis de dos cuates que después de maravillar al personal con aquel pájaro teatral en Broadway, se embarcaron en un viaje gélido por el norte de Canadá, Estados Unidos y Argentina para retratar la historia de un cazador, de un hombre traicionado. Leonardo DiCaprio aceptó el reto planteado por Alejandro González Iñárritu y su particular “maestro de la luz”, Emmanuel Lubezki, y juntos firmaron un ejercicio difícil de obviar como El renacido, encumbrado anoche por la Asociación de Prensa Extranjera de Hollywood en su gala anual de Los Angeles. En total, fueron tres Globos de Oro de cuatro nominaciones, con el galardón a mejor película dramática, el de mejor director para Iñárritu y el de mejor actor para DiCaprio, que podría lograr, al final, el tan ansiado Oscar en unas semanas. Iñárritu, que el año pasado no convenció a la prensa extranjera con Birdman, tuvo más éxito del esperado, superando a películas en principio superiores como Spotlight, Carol y Mad Max. Lo suyo lo describió como “el viaje más difícil en el que me he embarcado”, en un rodaje complejo bajo condiciones meteorológicas difíciles de ignorar, aunque, dijo, mereciendo mucho la pena el esfuerzo.

“El dolor es temporal, pero una película es para siempre”, sentenció. La otra ganadora de la noche de los Globos de Oro fue Marte, en el gran exabrupto de la gala. Fue premiada como mejor comedia o musical, sin que sea, claramente, ninguna de las dos cosas. Además de ese galardón, Matt Damon tuvo sus segundos de gloria, 30 para ser exactos, como mejor actor de comedia.

Le dio las gracias a Ridley Scott por haberle preferido por delante de tantos otros grandes nombres, a la espera de saber si la Academia de Hollywood le hace un hueco entre sus nominados la semana que viene.

También en el capítulo individual sorprendió la omisión de la prensa foránea, otorgándole el premio de mejor actriz de drama a Brie Larson por Room, lejos de la grandeza de Cate Blanchett en Carol.

Add Event

You May Like