Maite Perroni anda con su guarura hasta para tomar café

Maite Perroni sorprendió a todos durante una reciente salida a un restaurante en la capital mexicana, y esta vez no fue por su famosa amabilidad.

La mexicana estuvo tomándose un café con su madre en un lugar de la populosa colonia Condesa, de la capital azteca, y allí hizo lo posible por pasar inadvertida, pero no lo logró.

Maite llegó cubierta de pies a cabeza con un atuendo poco usual en ella, y unas enormes gafas oscuras que no lograron su cometido.

Pero lo que más llamó la atención de sus fans no fue el atuendo, sino que todo el tiempo estuvo rodeada por un guarura que no permitió que la gente se le acercara.

Tal vez la próxima vez que Maite quiera ir a tomarse un café, va a tener que hacerlo disfrazada, pues esta vez no solo fue descubierta sino que el guarura que no la dejó un solo segundo la hizo lucir un poco lejana.

Eventos

You May Like