Mesa redonda con Bad Bunny

Esta es la música de mi generación.

Benito Antonio Martínez Ocasio, conocido en el medio urbano como “Bad Bunny” realizó una conferencia de prensa, donde compartió con los principales medios de comunicación sus anhelos, miedos, temores y sueños. Para un jovencito de escasos 24 años de edad, la fama le llegó de repente, sin querer, desde hace un año saborea las mieles del éxito, que otros persiguen toda una vida sin siquiera acercarse a él.

La mesa redonda, a la que fue invitado El Tiempo, fue moderada por la directora ejecutiva de contenido latino de los premios Billboard, Leila Cobo y la “fashionista” Suzette Fernández.

“La nueva canción Amor Foda habla de una situación de despecho, algo diferente a lo que estoy acostumbrado a escribir”, expresó el nuevo rey del “Trap”, agregando sobre sus líricas “amo la música, el género urbano, el trap, el rap y el reggaeton. Admiro a gente como Drake, Lil Wayne, pero también escucho géneros como la salsa, la bachata y el rock”.

Sobre la polémica que algunas letras de sus canciones han levantado manifestó “mi única preocupación es la opinión de mi mamá, por respeto, pero ella ha aceptado mi música y está orgullosa de su hijo. Los comentarios de otra persona no me importan si ella me quiere y respeta mi trabajo.”

Leila Cobo le cuestionó si le presenta sus canciones, antes de grabarlas a su mamá, lo que respondió “no, nunca, hablo malo, pero quizá le guste. Ella sabe quién soy yo, está pendiente, pero también me importa la opinión de mi abuela, de mi papá, de mi familia, aunque todos ellos están muy contentos con lo que está sucediendo”.

Yo estoy haciendo lo que me gusta, viajando, escribiendo, etc, dijo.

Sobre la postura que tiene respecto a las mujeres, “en lo personal, respeto a las mujeres, hago lo que ellas quieran, tengo canciones donde ellas me hacen sufrir. Al final del día ellas mandan en mis canciones”, aseveró, explicando que “me visto de la manera que me proporcione seguridad, hoy traigo este sombrero porque siento que me da aplomo y tranquilidad para responder a sus preguntas”.

Bad Bunny cantó salsa junto a Víctor Manuel, ese es un ejemplo de las colaboraciones que los artistas realizan en la actualidad, una fórmula que a muchos les ha dado popularidad y fama. La música no tiene límites.

El artista compartió que duerme sin pijama, que le gustaría tener como última cena una pizza, prefiere a Emma Stone sobre Jennifer Lawrence, que las canciones no lo hacen llorar, sólo le entristecen; que gasta mucho en ropa, odia a los mentirosos, antes de subir al escenario reza y tiene unos tenis reebok viejos que le acompañan en todas sus giras.

“Lo primero que le miro a una mujer… es su Instagram”, comentó arrancando risas de hilaridad entre los periodistas convocados.

Bad Bunny dijo que su mayor miedo es, ante la eventualidad de la vida, padecer algún día de Alzheimer, “dejar de existir, el olvido, borrar capítulos de mi vida, no acordarme que un día como hoy estuve con todos ustedes, uno vive para recordar y cuando olvidas lo especial es cuando empiezas a morir”, finalizó.

Add Event

You May Like