Michelle Rodriguez alaba a los cubanos por su calidez y cercanía

Han pasado quince años desde que Michelle Rodriguez saltara a la fama con su papel de Letty en la primera película de la ya longeva saga ‘Fast and Furious’, de lo que se desprende una larga trayectoria profesional que, al margen de los altibajos y de algún que otro escándalo atribuido a su supuesto carácter conflictivo, ha brindado a la intérprete la oportunidad de viajar y conocer algunos de los rincones más especiales del planeta.

De hecho, gracias al rodaje de la octava entrega de la franquicia, cuyas primeras escenas fueron filmadas en La Habana al narrar la luna de miel en la que se embarcan su personaje y el interpretado por Vin Diesel (Dominic), la actriz acabó maravillada ante el afable carácter de los cubanos y de un estilo de vida marcado por la importancia que allí se otorga a las relaciones sociales y al sentimiento de comunidad.

“Fue una locura [estar allí]. Cuba ha recibido mucha atención después de que Obama abriera las fronteras, y ahora puedes entrar y salir libremente. La cultura allí es tan maravillosa… Cuando la gente no está obsesionada con la tecnología, puedes ver más interacción entre humanos, como chicos jóvenes abrazando a señoras mayores en las calles, muchísimas actividades, cafeterías, gente bailando… En cualquier lugar, hay gente socializando y mirándose a los ojos cuando hablan. Fue algo realmente refrescante”, ha contado entusiasmada en el programa de televisión ‘The Today Show’.

 

Eventos

You May Like