¡Moloshok; incendiarios e irreverentes!

Con un gran elenco, encabezado por la banda angelina Moloshock, se llevó a cabo un tributo a la banda mexicana Molotov, en el Bunkhouse Saloon, el sábado 29 de septiembre.

La “tocada” fue amenizada también por las agrupaciones locales Muertos Heist, Duendes Ocultos y Quinto Rayo. En la mezcla estuvo presente DJ Joseph.

Molotov es una de las bandas mexicanas que tuvieron un ascenso explosivo, en parte, debido al contenido de sus canciones, que muchos consideran incendiarias e irreverentes. Los músicos conformaron Molotov en 1995 en la Ciudad de México y desde entonces se mantienen activos.

El concierto del sábado fue un tributo a su música, a su legado y fue realizado con singular maestría por Moloshock, una agrupación que tiene su sede en Los Ángeles, California.

Durante una charla exclusiva, previa al concierto, Roberto Torres, externó que “la idea de realizar un homenaje a Molotov surge luego de haber participado en diferentes tributos a los consagrados del rock en español. Este proyecto es una respuesta a los que no se atrevían a cantar las letras de Molotov, ya que son contenidos fuertes e incómodos para muchos artistas, nosotros vimos que a la gente le gusta, pese a que los han censurado hasta en los antros y la respuesta -bendito sea Dios- ha sido muy positiva”.

La alineación de Moloshock es como sigue: en la batería César “Chiquis”; en el bajo eléctrico Héctor “Emuguin”; en el requinto Jorge; y Roberto Torres en la segunda guitarra y voz.

La carrera de Molotov se ha mantenido fuera de los reflectores que iluminan a los grupos que se alinean con los contenidos simples. Sus canciones han sido censuradas en la radio comercial porque atacan con gran valentía al gobierno de su país. “Nosotros hemos hecho un descubrimiento muy especial: al interpretar las canciones de Molotov, de alguna manera, percibimos la energía que la gente le dispensa a la banda original. Este proyecto goza del apoyo de la banda y eso, para nosotros, es prueba de que vamos por buen camino”, agregó Torres.

Las desventajas de los músicos al interpretar piezas de los consagrados, es que la gente es muy exigente, “pero para nosotros es más un reto, porque la interpretación debe quedar igual o mejor que los autores originales. Nunca tocaremos como Molotov, pero tratamos de traerlos a la vida, con nuestro estilo, queremos que la gente entienda que deseamos transmitir algo positivo”, afirmó.

Sobre la utilización del “playback” manifestó que “los roqueros somos obreros de la música, no tenemos miedo de darle duro –en vivo- cuidando los detalles. Hace rato comentamos detrás del escenario que mi guitarra es revolucionaria, porque es muy precaria, pero ese sufrimiento, esas carencias nos han pulido, nos hacen valorar lo que tenemos y ahora puedo decir que, a falta de equipo lujoso, debemos mostrar más talento”.

Al público local le deja el siguiente mensaje: “las cosas no siempre deben ser como han sido estipuladas, con valor, con poquita audacia podemos redirigirlas”.

LO MÁS RECIENTE
Add Event

You May Like