3 formas en que Stevie Wonder ha cambiado la industria de la música

Su música ha cambiado la música.

Claro, todos conocemos el libro icónico de canciones de Stevie Wonder: podríamos llegar a nuestro conteo de palabras aquí simplemente devaluando estándares como “Higher Ground”, “Superstition”, “Sir Duke” y muchos más. Pero cuando llega a la ciudad para un compromiso prolongado en el Park Theatre, examinemos cómo Stevie Wonder ha impactado a la industria de la música en sí misma.

Él estableció el estándar para la compensación artística

En 1961, Stevland Hardaway Judkins, alias El Pequeño Stevie Wonder, firmó su primer contrato discográfico a los 11 años, y fue un gran negocio para Motown Records.

Debido a que era menor de edad, Wonder firmó el contrato con su madre, Lula Mae Hardaway, los dos ganaron un estipendio semanal de $2.50 con las ganancias de Wonder colocadas en un fideicomiso hasta que cumplió 21 años.

Acerca de esas ganancias: vendiendo mantas eléctricas en un incendio forestal habría sido más lucrativo.

Wonder recibió una tasa de regalías del 2 por ciento sobre el 90 por ciento de las ventas en ese momento.

Además, Motown ensilló al artista con todos los gastos de grabación, recuperando los costos antes de pagar el corte del músico, una práctica común en la industria actual, pero no para todas las discográficas de entonces.

Además de eso, el fundador de Motown, Berry Gordy Jr. tomó otro 25 por ciento de las ganancias totales de Wonder para administrar su carrera.

Pero Wonder cambió el plan cuando cumplió 21 años en 1971.

Ese año, expiró el más reciente de sus numerosos contratos de Motown. Stevie estaba a punto de recibir un pago.

Motown sabía que tenía que mantener a una de sus estrellas más prometedoras, por lo que la compañía rompió el banco cuando Wonder abrió un nuevo camino para lo que un artista podría ganar.

Los términos: un acuerdo de siete álbumes, siete años con $13 millones por adelantado y un aumento masivo de las tasas de regalías al 20 por ciento.

El dinero puede haberle dado a Wonder un nuevo tipo de independencia financiera, pero era otro tipo de libertad lo que más le preocupaba.

Ayudó a marcar el comienzo de una nueva era de control creativo para los músicos

Wonder vio lo que estaba sucediendo con “What’s Going On”.

Ese clásico de Marvin Gaye casi no lo iba a ser: Gordy odiaba la melodía que luego serviría como la canción principal de uno de los mejores álbumes de todos los tiempos, tanto que no quería lanzarla. Otro ejecutivo de Motown colocó “What’s Going On” a escondidas, y cuando de inmediato se convirtió en un éxito, Gordy cambió su tono.

Gaye fue capaz de negociar un contrato gordo que le dio un nuevo nivel de control creativo.

Pero si Gaye le abrió la puerta a los músicos para que pudieran actualizar su visión artística sin interferencia externa, Wonder rápidamente la quitó de sus goznes.

Además de los términos financieros más lucrativos de su contrato de Motown de 1971, Wonder ganó la propiedad de sus derechos de publicación y las cintas maestras de sus grabaciones. Más significativamente, él, al igual que Gaye, negoció el control total y creativo de su música.

Esto demostró ser crucial: a partir del primer álbum del nuevo contrato de Wonder, “Music of My Mind” de 1972, realizó una de las mejores carreras en la historia de la música, lanzando cinco discos en cinco años, cada uno de los cuales es un clásico, culminando con el hito de 1976 “Songs in the Key of Life”.

Ciertamente, no es una coincidencia que este período de increíble productividad coincidiera con Wonder ganando una nueva autonomía creativa, lo que le permite seguir a su musa musical donde sea que lo lleve, es decir, la cima de las listas. “Songs” fue el primer álbum de un músico estadounidense en debutar en el número 1, donde permaneció durante 13 semanas.

Ha estado a la vanguardia de las nuevas tecnologías en música

Inexplicablemente, el sintetizador antes era desaprobado. Afortunadamente, los tiempos han cambiado, y Wonder jugó un papel importante en cambiarlos.

Un fanático de los engranajes descarado, Wonder ha estado a la vanguardia de la adopción de nuevas tecnologías en la música desde principios de los años 70, cuando comenzó a incorporar el sintetizador Moog en sus obras, pese a que muchos críticos no lo consideraron un instrumento legítimo.

Y no se detuvo allí.

Wonder fue uno de los primeros defensores de las máquinas de tambores, y uno de los primeros artistas -si no el primero- en utilizar una muestra en su música, en el álbum de la banda sonora de 1979 “Stevie Wonder’s Journey Through ‘The Secret Life of Plants’”.

Ese disco también fue una de las primeras grabaciones digitales jamás lanzadas.

Desde entonces, Wonder ha estado a la vanguardia del uso de programas de software para grabar y editar su música.

Por encima de todo, Wonder es un estudiante de sonido, por lo que ha permanecido tan singular.

LO MÁS RECIENTE
Add Event

You May Like