“Pedí a gritos que ya no quería sufrir”: Lorena Meritano pensó en suicidarse en su lucha contra el cáncer

La actriz argentina Lorena Meritano reveló en entrevista con El Gordo y la Flaca que pensó varias veces en quitarse la vida durante su batalla contra el cáncer. La argentina de 46 años se enteró que tenía cáncer de mama en etapa avanzada hace tres años y ha pasado ocho veces por el quirófano desde entonces. En este duro proceso, la actriz se ha quedado sola.

“Al principio cuando te ven calva o en el tratamiento, se comunican, todo mundo te escribe”, dijo Meritano, quien desde hace dos años está en remisión pero permanece en riesgo de que el cáncer regrese. “Ahora como que la gente cree que ya pasó. La gente no sabe que este postratamiento es un día a la vez y sí, la gente empieza como a borrarse”.

Por si fuera poco, Ernesto Calzadilla terminó su relación con Lorena a la mitad del tratamiento. La pareja estado casada desde 2013.

“El año pasado estuve muy mal por mi separación. Mi mamá estuvo en terapia intensiva un tiempo muy largo por un derrame cerebral, luego me sacaron el otro seno, me hicieron la reconstrucción, tenía que sacarme los ovarios y las trompas [de Falopio], llevo tres años en esto, sin trabajar, con una separación de por medio. Sí pensé seriamente en suicidarme por un momento, seriamente”, dijo.

Sobre este último punto, Meritano aseguró que el dolor era tal que le decía fuertemente a su madre que ya no quería vivir. “Me pasó durante las quimios dos veces que pedí a gritos que ya no quería sufrir, pobrecita [de] mi mamá. Debe ser terrible que un hijo le pida eso, yo ya quería que me dejen ir. Me parecía muy cruel lo que estaba viviendo. No tenía fuerza, no podía respirar. Mi perro Fidel es el que me da amor, es el que me besa. Mi mamá es una mamá presente pero no apapachadora. Un día se lo pedí y se lo dije que lo necesitaba y empezó a intentar abrazarme”.

Desde que su separación, Meritano no ha pensado en buscar a alguien más. “No me he tomado ni un café, ni sexo he tenido en un año y cuatro meses, pero tampoco siento que me hace falta. Siento que Dios me tiene un ser muy especial, tal vez sea ese ser que va a besar mis cicatrices y que me va aquerer esa personita que soy hoy en día y que no va a buscar algo banal, un cuerpo perfecto. Una mujer no es menos mujer por que le extirpen los senos, las trompas, una mujer no es menos mujer por que no puede dar vida a un bebé”.

Desde que su separación, Meritano no ha pensado en buscar a alguien más. “No me he tomado ni un café, ni sexo he tenido en un año y cuatro meses, pero tampoco siento que me hace falta. Siento que Dios me tiene un ser muy especial, tal vez sea ese ser que va a besar mis cicatrices y que me va aquerer esa personita que soy hoy en día y que no va a buscar algo banal, un cuerpo perfecto. Una mujer no es menos mujer por que le extirpen los senos, las trompas, una mujer no es menos mujer por que no puede dar vida a un bebé”.

Encima de sus problemas de salud y la soledad, Meritano no ha podido trabajar, por lo que su familia ha tenido que cubrir sus gastos.

“A mí me están manteniendo mis hermanos, yo no trabajo hace tres años, yo no tengo ahorros, se me acabaron. Si el cáncer es un maestro, es un maestro de paciencia”, aseguró. Sin embargo, admite que no ha sido fácil lidiar con este punto.

“El cabello, las cejas, eso no es nada. Que te tengan que pagar las cuentas eso es duro”, dijo.

Durante su recuperación, Lorena Meritano ha dejado de consumir sal, azúcar, lácteos y productos animales. Aún después de todo, la actriz, quien actualmente vive en Buenos Aires, dice que el cáncer “es un maestro de la paciencia” y le da las “gracias” por todo lo que la ha enseñado.

Hoy Lorena Meritano contunúa recuperándose y asegura que quiere morir sin dolor, con los ojos cerrados, dormida y de viejita.

Eventos

You May Like