PETA investiga a Piratas del Caribe por un mono supuestamente enfermo

La quinta apuesta de Piratas de Caribe está bajo investigación por PETA luego de que la actriz Kaya Scodelario revelara que cuando encontró a un mono vomitando en el plató fue “muy gracioso”, según varias fuentes.

En la Venganza de Salazar se utilizó a un mono real para alguna de las escenas de la cinta, pero al parecer el animal estaba enfermo.

En una entrevista con The Sun, Scodelario expresó: “El personaje del reparto más memorable fue el mono, porque vomitaba todo el tiempo. Tenía un estómago muy pequeño, y cuando rodábamos en el bote, él solo vomitaba como proyectil en medio de las escenas, algo que encontré divertidísimo”.

La organización protectora de animales no le encontró muy gracioso, y más cuando anteriormente ya le habían advertido a la producción por utilizar animales vivos durante los rodajes.

“Estamos haciéndole un llamado a Piratas del Caribe ha que solo trabaje con actores humanos talentosos y efectos digitales impresionantes, porque, como ya se sabe, es para dejar fuera a los animales para el mero entretenimiento de los humanos”, PETA declaró en 2015.

En la nueva declaración, la asociación sentencia que “Hollywood tiene que aprender su lección de que simplemente no es seguro o humano el obligar a un animal salvaje a actuar en una película”.

 

Eventos

You May Like