¡Picardía y carcajadas en el Sam’s Town!

Con un elenco de lujo, compuesto de los mejores comediantes mexicanos (y una cubana -Niurka- que dice ser de Tacubaya), se llevó a cabo la presentación en Las Vegas de la obra teatral “La Semesienta”, el jueves 16 de mayo de 2019 en el Sam’s Town Live.

La obra está basada en un guion de Magaña y Rivera sobre el popular cuento infantil “La Cenicienta”, pero dirigido a un público exclusivamente adulto.

“La Semesienta” fue la última obra que se presentó en el Teatro Blanquita, en la capital mexicana.

“Hay novedades, sorpresas en el show, cambio de protagonistas, todos genuinos representantes de las bellas artes, de la comedia mexicana, todos con una carrera sólida en los escenarios”, informó el promotor de la puesta en escena, José Luis Ávila, de JL Productions. Y “para muestra basta un botón”, el elenco en Las Vegas incluyó a: Luis de Alba, Niurka, Alfonso Zayas, Alejandra Rivera “La Jarocha”, Gustavo Munguía, Homerito, Paty Muñoz, Pepe Magaña, Luis Manuel Ávila, Pedro Romo, Pablo Cheng, Luis Barceló, Pocholo, Cacharro y Ana Paulina Magaña.

En el cuento infantil a “La Cenicienta” se le pierde una zapatilla, pero en el guion adaptado por Pepe Magaña (“La Madrastra”), a “La Semesienta” (Niurka) se le extravía un sostén.

La madrastra y las hermanastras son hombres, luego aparece una bruja de otro cuento (Pablo Cheng) que anda buscando a Blanca Nieves.

“Espero que hayan traído suficientes pañuelos desechables porque estoy seguro de que van a llorar de la risa. Esta es una obra que me llena de orgullo, pero el próximo año traeremos una tierna obra que se titula: ‘Devuélveme a mis hijos o escúpelos estúpida’, con López Tarso y Silvia Pinal”, dijo al inicio del show Gustavo Munguía, creador del personaje “Paul Yester” (un mesero que dice que no es niña).

La interacción con el público local demostró las “tablas” que tienen los comediantes.

La trama central de la comedia, gira en torno a Niurka, actriz cubana que demostró aptitudes artísticas que sobresalen. La actriz derrocha sensualidad y una picardía que emana de forma natural, es destacable el hecho de que entiende perfectamente el doble sentido y el albur mexicano, aunque no pierde su acento original.

La historia de “La Semesienta” empieza en su casa, donde su padre –preocupado porque no la veía feliz- trata de encontrarle una madrastra. Pepe Magaña personifica a “La Madrastra”, quien tenía dos hijas: “Berenjena” y “Panocha”. “Pero un día, el padre de ‘La Semesienta’ murió víctima de un ataque de diarrea, pereció lleno de mierda, pobrecito, y la pobre niña pasó a ser una sirvienta, una criada, o como dijera el gran cineasta Alfonso Cuarón una simple Yalitza Aparicio, o como dijera Sergio Goyri, una pin… india”, expresó Munguía al empezar el cuento, lo que levantó una ola de risas por parte del público.

“El Rey” (Rafael Inclán) le pide al “Primer Ministro” que organice una fiesta para encontrarle pareja a su hijo “Enriquito” (Luis de Alba), que se la pasa de “chaqueto” en su cuarto. “La Semesienta” le hace un baile privado al príncipe y al dar la medianoche, tal y como se lo había advertido su “Hada Madrina” (Alfonso Zayas), tuvo que salir rápido y perdió el sostén.

Los súbditos se dieron a la tarea de buscar a la joven que encajara en el brassier y Niurka fue la única que lo llenó.

La cubana dejó con la boca abierta a sus compañeros de escena y al público del Sam’s Town con una actuación impecable, siempre se mantuvo amable con la gente, posó amable para las selfies y arrancó aplausos y silbidos en Las Vegas. Una buena obra con extraordinario elenco.

La diferencia entre el cuento infantil y esta obra teatral es que “El Príncipe” y “La Semesienta” no fueron felices para siempre, porque el príncipe resultó gay.

Don't miss the big stories. Like us on Facebook.
LO MÁS RECIENTE
Add Event

You May Like