Programa de mariachi, el más grande de la nación

El foro de la Biblioteca del Condado Clark, ubicado en el 1401 al Este de Flamingo Road, registró un lleno absoluto con padres de familia, amigos y uno que otro curioso de conocer la música tradicional del mariachi. El viernes 5 de octubre se llevó a cabo el festival “Viva el Mariachi”, en el que tres secundarias y una preparatoria -que cuentan con el programa de este tipo de conjuntos- tuvieron la oportunidad de interpretar lo aprendido durante el ciclo escolar.

Con información obtenida de la página electrónica del Distrito Escolar del Condado Clark (CCSD, por sus siglas en inglés), durante el año 2017, el Programa de Mariachi contó con aproximadamente 7 mil estudiantes de los grados 6to al 12vo, en 15 escuelas entre secundarias y preparatorias. Cabe mencionar que, a nivel superior, el Colegio del Sur de Nevada también tiene su mariachi estudiantil, pero no entra en esta estadística.

Para ser maestro de música en el CCSD, cada instructor debe ser un músico certificado por el Estado y estar comprometido con su vocación, en promedio es un instructor por cada 35 estudiantes. El CCSD los apoya en su actualización asistiendo a la Conferencia Americana de Instrumentos de Cuerdas y a la Cumbre de Mariachi Internacional, en Las Cruces, Nuevo México.

Desde el nivel elemental (primaria), el CCSD se caracteriza por ser el único en el país en dar clases de música como asignatura obligatoria a este nivel, y las clases no necesariamente son de mariachi. Si se toma en cuenta que hasta el Colegio del Sur de Nevada cuenta con programas de música, los jóvenes presentan conciertos de gran calidad, debido a su formación académica.

Desde su formación como proyecto, la clase de mariachi “está dedicada a reconocer y fortalecer la diversidad”, y efectivamente así quedó demostrado en el festival “Viva el Mariachi”, en el que los conjuntos cuentan con participantes afroamericanos, asiáticos, además de ascendientes hispanos y, claro está que mexicanos.

Iris Hong, es violinista en el Mariachi Los Bravos de la secundaria JD Smith, comentó a El Tiempo que, “yo no conocía de esta música antes, con mis compañeros mexicanos en la clase fue que la comencé a escuchar y me parece muy divertido participar en un grupo. Solamente sé el español que tenemos que cantar en las canciones”.

Hong no solamente se ha informado de la cultura del mariachi, “es un trabajo en equipo el quedarte a la clase, debo de ensayar en casa las tareas para al siguiente día tener el mismo nivel que mis compañeros, un compromiso con ellos y conmigo misma”, dijo la joven de 13 años de edad.

Su profesor Thomas Garibay explicó que la clase de mariachi es como cualquier otra, se debe de cumplir con los ensayos, que es la asistencia, tareas prácticas y debe de haber un avance que se comprueba por exámenes. “Claro que es una clase más popular que matemáticas, por ejemplo, y si la escuela tiene el programa se debe de aprovechar”.

Existe una conexión por medio de la música, “los estudiantes son segunda o ya tercera generación en este país y por una canción se puede establecer una relación afectiva con sus abuelos, conocer de la cultura mexicana y las historias que se cuentan en las letras de las canciones”, consideró el maestro de música.

Los conjuntos que se presentaron durante el festival fueron, Mariachi Estelar de la secundaria William E. Orr, Mariachi Azul de la secundaria Fremont, Mariachi Los Bravos de la secundaria JD Smith y Mariachi Los Dorados de la preparatoria Eldorado. Asistieron como invitados el mariachi del CSN.

Add Event

You May Like