Sigue siendo el rey

El cantante y compositor Romeo Santos se presentó en la arena Grand Garden dentro del casino MGM, el sábado 15 de septiembre. “Ganó quien tenía que ganar”, fueron las primeras palabras del orgullo de la República Dominicana, en referencia a la pelea de box de esa misma noche, en la que Saúl “Canelo” Álvarez, derrotara a Gennady Golovkin, por lo que el concierto comenzó luego de las 10 de la noche.

Romeo Santos se encuentra promocionando su disco Golden, mismo nombre de esta gira que ha llenado estadios en México, le esperan varias plazas por Estados Unidos y Sudamérica, donde expondrá sus canciones en escenarios masivos, la arena en Las Vegas, es de las de menor capacidad, en comparación al resto de la gira.

En el escenario se dividen sus músicos “en dos equipos” con los instrumentos acústicos y eléctricos por la otra mitad; dependiendo la melodía, el también conocido como “Rey de la bachata” se coloca en uno de los lados para interactuar con los músicos, lo mismo toca los bongos, como toma una guitarra eléctrica.

El pedestal del micrófono, que como base tiene una corona de rey, se queda en solitario al centro del escenario, olvidado, pero recordando de manera sutil que El Rey se encuentra en la casa. La voz de Romeo es igual que como se escucha en los discos, “si no lo conoces y lo oyes en la radio te imaginas un tipo menudito por la voz tan dulce, ¡pero ese mulato está bueno!”, dijo una de las asistentes, ya que el público que predominó fue femenino.

Toda una aventura la carrera en solitario de Romeo, múltiple premiado y hasta categoría Diamante en la venta de su música. Su interacción con el público es parte del espectáculo, ya que para la canción “Bella y sensual” (con colaboración de Daddy Yankee y Nicky Jam en su versión de estudio), eligió a 2 personas del público para que cantaran las estrofas que corresponden a los raperos.

Para la pieza “La diabla”, quien subió al escenario fue una afortunada al azahar dentro del público, a la elegida Romeo le cantó al oído y le robó un beso, “ella me lo dio amablemente, porque luego dicen que yo soy el que se pasa”, justificó la picardía el cantante, en tono de broma ante el público.

Los éxitos prosiguieron como “Llévame contigo”, “Necio”, “Eres mía” y “Cancioncitas de amor”, todas aplaudidas, pero se reservó la “Propuesta indecente”, uno de sus mayores éxitos para dejar el escenario al grito de ¡otra, otra!, por parte del público.

Y claro que regresó, para tocar lo nuevo de Golden, “Sobredosis”, y las dos versiones de “El papel” la parte del amante y del marido. A los hombres entre el público les agradeció por haber invitado a sus parejas a “ver a este macho”, finalizó el cantante entre risas y agradeciendo los aplausos.

LO MÁS RECIENTE
Add Event

You May Like