Son más de 7 mil estudiantes de mariachi en el CCSD

El Distrito Escolar del Condado Clark (CCSD, por sus siglas en inglés) cuenta con el programa de Mariachi, desde el año 2002, actualmente en su departamento de educación musical y de actividades secundarias; son 275 profesores de música, que enseñan a 47 mil estudiantes, entre los que hay orquestas sinfónicas, coros, ensambles de jazz y mariachis juveniles.

El CCSD abarca en su programa de Mariachi a escuelas de nivel secundaria y preparatoria, en total son 15 centros educativos con la enseñanza de este género tradicional mexicano, con más de 7 mil estudiantes en el sur de Nevada. El sábado 12 de mayo tuvieron un concierto abierto al público con 4 mariachis representantes de estos cursos.

Fiesta del Mariachi, fue el nombre del festival que se realizó en la biblioteca West Las Vegas, en la que se presentaron: Los Pioneros, Plata, Juveniles y Femenil. Para muchos de sus integrantes fue la primera ocasión en un escenario, por lo que los nervios fueron contrarrestados por los aplausos del público asistente y el apoyo de sus compañeros.

Tomás Garibay, maestro de mariachi en la secundaria JD Smith, compartió a El Tiempo “en la escuela lo tenemos –el programa- desde el 2002, cuando empezaron las clases en el Condado, por eso somos Mariachi Pioneros, en promedio cada año desde el comienzo hay 360 estudiantes de esta música en la JD, es en alto porcentaje de alumnos mexicoamericanos, sin embargo, es extensivo a todos los estudiantes”.

Garibay comentó que ha tenido estudiantes asiáticos, caucásicos y afroamericanos, quienes a pesar de que las canciones son en español, el leer una partitura de trompeta o guitarra, descubren que la música es un lenguaje universal. Se dan cuenta de que las puertas se abren para aprender otro género.

“No podemos ocultar que en un principio los padres originarios de México inscribieron a sus hijos al programa, actualmente esto ha cambiado ya que es de propia voluntad el interés de los alumnos de pertenecer a un ensamble de mariachi, es una conexión entre generaciones y familia gracias a la música”, de acuerdo con el maestro Garibay.

La decisión de tomar una clase extra, como es un instrumento musical sea o no parte de un mariachi, requiere de dedicación en tiempo y entrenamiento, para aprender a tocar de forma exitosa, el alumno debe de estar consciente que, como parte de los beneficios de inscribirse a clases de música, va a obtener créditos, socializar y tener un nuevo conocimiento.

De parte de la preparatoria Rancho, asistió el mariachi Plata, y su integrante Raúl Ávila, de 14 años explicó el por qué de su interés en esta música, “es divertido, tocar un instrumento y aprender por nota para participar en donde sea, si lo tomas de forma profesional, ahora sabes leer ese lenguaje de notas y puedes tocar con soltura”.

La familia de Ávila es originaria de México, “yo crecí escuchando mariachi, es parte de nosotros, se disfrutan las canciones, hay quien se inscribe en un deporte, eso es muy bueno, la cuestión es mantenerte ocupado y es un beneficio que te aleja de estar en las calles o solamente en casa”.

You May Like