SPOTLIGHT

Un grupo de reporteros y editores del Boston Globe se reunió recientemente en Nueva York para celebrar el estreno del drama de Tom McCarthy sobre su reportaje ganador del Premio Pulitzer sobre el escándalo de abuso sexual de niños por parte de sacerdotes católicos.

Cuando se les preguntó por qué “Spotlight”, que lleva el nombre de su equipo investigador, se había ganado su respeto: “Lo hicieron como se debe”, respondieron a coro Walter Robinson, quien encabezó el equipo; el ex editor en jefe Ben Bradlee Jr. y dos reporteros, Sacha Pfeiffer (ahora columnista) y Mike Renzendes, quien sigue siendo parte de Spotlight.

En la película son interpretados, respectivamente, por Michael Keaton, John Slattery, Rachel McAdams y Mark Ruffalo. Por lo general la brecha entre la ficción y la realidad, o Hollywood y la sala de prensa en este caso, suele ser demasiado grande como para generar el tipo de entusiasmo que comparten estos periodistas veteranos.

El poder de “Spotlight”, que se estrena el viernes, no sólo lo sienten sus reporteros de la vida real; la cinta es un rayo de esperanza para una profesión asediada. Aunque los atributos del filme son numerosos (su gran elenco también incluye a Liev Schreiber como el exeditor del Globe Marty Baron y a Brian d’Arcy James como el reportero de Spotlight Matt Carroll), su fuerte está en la rigurosa representación del periodismo de investigación y su celebración de una especie cada vez más rara en el periodismo.

Eventos

You May Like