Un mural de película en Las Vegas

El mural escenificado en el colofón de la película Blood In Blood Out, una de las cintas más representativas de la cultura chicana, estuvo de visita en Las Vegas. Es un mural de película.

Carnalismo, una de las 30 obras del artista Adán Hernández que tomaron parte de la cinta, fue exhibida durante un evento especial organizado por Crónica Récords &Vatos Rucas y Ranflas, el pasado sábado 14 en las inmediaciones de las arterias viales Lake Mead y Nellis, al noreste de la ciudad.

“El mural estuvo disponible para que la gente lo admirara por primera vez en esta ciudad, ya que es una obra artística que está cumpliendo 25 años. Es un trabajo considerado parte del barrio, del orgullo, de la raza, tanto en San Antonio, donde reside su creador, como en Los Ángeles, donde fue filmada la película estelarizada por Edward James Olmos y Jesse Borrego, así como Benjamín Bratt y Damián Chapa”, acotó a El Tiempo, Donato Núñez, quien junto a su esposa Laura dirige Vatos Rucas y Ranflas, destacando que “tenemos muchos años de amistad con Hernández y consideramos que el mural debe quedarse ya en un solo sitio, para evitar que se deteriore, es algo así como la Mona Lisa, es una pieza única y no queremos que vaya a desaparecer”.

El mural, de alguna manera, refleja el aporte de la cultura chicana en los Estados Unidos, de hecho las 30 obras del artista que se exhibieron en la película, quedaron grabadas en la memoria colectiva de los hijos de toda la comunidad inmigrante en el sur de la nación.

Por otro lado, en el evento de presentación del mural hubo brincolines para los niños, comida, bebida y servicios informativos, destacó la presencia de las “cholas”, quienes se hicieron distinguir por sus peculiares atuendos. “Nosotras pertenecemos a un movimiento nacional que pretende empoderar a las mujeres por medio de redes y foros de información, para lograr efectuar cambios en la comunidad latina, en el barrio, esa es nuestra causa”, destacó Chacha del movimiento Chola PinUp, quien acude a eventos comunitarios para diseminar información de las labores que realizan y cómo pueden ayudar a las mujeres del barrio.

En Las Vegas tienen un Chapter, algo así como una sucursal, pero hay presencia en California, Texas, Oregon, Washington State, Florida y Minesota, entre otros estados.

También hubo un impresionante desfile de autos clásicos, típicos de la cultura chicana, algunos de ellos brincan, tienen pinturas llamativas y son cuidadosamente protegidos por sus dueños.

“Tengo este Chevy, modelo 1975, mi esposo Joe, es reconstructor local de autos clásicos, de hecho, fue uno de los primeros en dedicarse a este tipo de trabajos, invirtió apróximadamente 150 horas de trabajo y 45 mil dólares para darle una segunda oportunidad a esta joya motorizada”, señaló con satisfacción Teresa Moreno, destacando, “mi hija le ayudó a su papá en este proyecto, por lo que estamos orgullosos de su dedicación a la restauración de autos clásicos”.

Otra obra de arte, un Chrysler 1952, fue “presumido” por su propietario, quien explicó, “este auto puede irse en este momento hasta Baker, California, sin problemas mecánicos, claro, al pasito, porque ya está viejito. En aquellos tiempos había muchas gasolineras en el camino hacia California, porque éstas eran bestias que consumían mucho combustible, pero, la verdad, no se comparan con las de ahora”, puntualizó por otro lado, Roberto Pérez, otro aficionado a los autos clásicos.

Amparo López, titular de Crónica Records, organizó un divertido concurso infantil, donde los niños bailaron una canción de moda y luego del bailongo, todos fueron ganadores. También se reconoció al individuo con la “panza chelera” más protuberante. En este rubro hubo mucha competencia, ya que la mayoría de los asistentes gustan de tomar cerveza con mucha frecuencia.

Eventos

You May Like