Arquitecta diseña y crea pequeña casa dentro de una pipa

Cuando Sandra Guillén estaba creciendo en Bolivia, su madre con frecuencia le advirtió que estudiara mucho para crear una vida mejor o se encontraría viviendo en una tubería debajo de un puente.

“Pensé: Oh, si no estudio, ¿cómo sería mi vida viviendo en una tubería?”, se preguntó esta semana Guillén, una arquitecta de 33 años, en el Show Internacional de Constructores en el Centro de Convenciones de Las Vegas.

El fruto de esa inspiración se exhibió en el piso de la sala de exhibición: una pequeña casa de 85 pies cuadrados hecha de una tubería de construcción de concreto que los partidarios de Guillén creen que podría brindar refugio a las personas sin hogar, a los desplazados por desastres naturales y quizás incluso a las personas que buscan una vivienda estrecha pero asequible.

Guillén, recién graduada de la Universidad Católica de América en Washington, presentó su diseño en noviembre en un concurso patrocinado por Rinker Materials y el Instituto Americano de Estudiantes de Arquitectura. Eso llevó a la construcción de la casa prototipo de tubería.

“La mayoría de las veces, Rinker Materials fabrica más tuberías de las que necesitan o hay otras que no las reutilizan”, informó Guillén. “Es una excelente manera de reutilizar una tubería que está simplemente sin usarse”.

Centrarse en viviendas asequibles

Con más de 6 mil personas sin hogar el año pasado en el Condado de Clark y casi mil 500 en la lista de espera para viviendas asequibles, la discusión sobre formas alternativas de vivienda se ha estado calentando.

El mes pasado, el condado votó para dirigir hasta $12 millones al año en tarifas de marihuana para construir viviendas.

El comisionado del Condado de Clark, James Gibson, comentó que el condado ha identificado parcelas de tierras federales que serían buenas para viviendas asequibles, complementando los esfuerzos de Las Vegas para brindar servicios a las personas sin hogar en el complejo del patio.

Veterans Village, en el Centro de Las Vegas, reveló su visión de viviendas a corto plazo dentro de contenedores de envío renovados. Se espera que comience la construcción de sus primeras 10 unidades la próxima semana, destacó el CEO, Arnold Stalk.

“La solución está fuera del gobierno”, indicó. “Necesita que lo desarrolle el sector privado y luego lo lleve al gobierno”.

Rinker Materials también espera entrar en la conversación de conversión con el diseño de Guillén, que se seleccionó entre más de 50 presentaciones.

Frank Owens, vicepresidente de marketing de la empresa matriz de Rinker Materials, The Quikrete Cos., mencionó que está buscando asociarse con entidades como Las Vegas, el Condado de Clark, el Departamento de Vivienda y Desarrollo Urbano y FEMA.

“Nos dimos cuenta de que esta sería una estructura perfecta para el alivio de desastres naturales, la falta de vivienda y, a medida que investigamos, viviendas potencialmente asequibles”, dijo Owens.

Los asistentes a la conferencia cruzaron el área del porche de adoquines para ingresar a la tubería resistente al fuego de 16 pies de largo, que se montó en cuatro secciones. El interior tenía un marco de madera, una pequeña cocina con placa eléctrica, un baño, una sala de estar y una combinación de dormitorio y oficina.

“No es un sueño imposible”

Las casas, que son duraderas y se pueden apilar, se pueden ensamblar en menos de un día y cuestan alrededor de $14 mil. Las comodidades en el prototipo llevaron el costo total a alrededor de $35 mil, un precio que incluía un juego de puertas francesas que quedaron fuera de este modelo para que los visitantes de la exposición pudieran acceder fácilmente.

Guillén también creó un ingenioso lavamanos que se encuentra en la parte superior del inodoro para que el agua que se usa para lavar los platos se pueda reutilizar para los sofocos. También instaló jardineras en el lado izquierdo para mini-jardines.

Owens anunció que la compañía decidió buscar el uso de tuberías como refugio después de ver cuántas familias se vieron afectadas el año pasado durante los incendios forestales en el norte de California.

“No es un sueño imposible, hemos probado el concepto; ahora tenemos que hacerlo más habitable”, expresó.

Con eso quiere decir instalar electricidad y aire acondicionado en el espacio acogedor.

Stalk comentó que estaría interesado en comparar las casas de tuberías con sus modelos de cajas de envío.

“Me gustaría poner uno en mi campus y trabajar con nuestro departamento de construcción”, afirmó. “Estoy abierto a todas las opciones. Como sociedad, tenemos que empezar a construir y experimentar”.

Indicó que sus hogares de 160 pies cuadrados costarán alrededor de $30 mil para comenzar. Su objetivo es crear 100, lo que anticipa que reducirá el costo.

“Hay millones de ellos en el planeta que están abandonados alrededor; Para mí eso es lo último en reciclaje”, manifestó Stalk. “Tenemos que empezar a pensar fuera de la caja normal”.

Don't miss the big stories. Like us on Facebook.
LO MÁS RECIENTE
Add Event

You May Like