70°F
weather icon Clear

El fundador de Sammy’s Woodfired Pizza dice que Las Vegas es una gran ciudad para la comida

Vegas Voices es una serie semanal que destaca a notables residentes de Las Vegas.

Sami Ladeki es una historia de éxito estadounidense con algunos giros únicos en Las Vegas. El fundador de Sammy’s Woodfired Pizza nació en Líbano y estudió en Alemania. Llegó a EU en 1968 para trabajar en el Royal Sonesta Hotel de Nueva Orleans, pero su labor fue interrumpida en 1969 cuando fue reclutado por el ejército de los EU durante dos años.

Ladeki, quien opera restaurantes en California y Las Vegas y vive aquí, llegó a la ciudad en 1977 para servir como gerente de alimentos y bebidas en el Caesars Palace. Y algunas de sus historias sobre esos días tienen suficiente estilo colorido de Las Vegas que solo las contará fuera del registro, sin una grabadora en funcionamiento. Pero, sentado en el comedor de su nuevo lugar de almuerzos en Flamingo Road, Toasted Gastrobrunch, durante el servicio de práctica para “amigos y familiares”, tenía muchas ideas para compartir públicamente sobre el pasado, el presente y el futuro de la ciudad, así como los suyos.

Review-Journal: Tu primer contacto con la vida estadounidense fue Nueva Orleans, la cual es una ciudad de entretenimiento y hospitalidad, ¿eso te preparó para Las Vegas?

Sami Ladeki: En Nueva Orleans, puedes beber alcohol las 24 horas. Puedes caminar por la calle bebiendo alcohol y Bourbon Street, donde estaba el hotel, tenía todas las discotecas. Por un lado estaba Al Hirt, el saxofonista, y Pete Fountain, el clarinetista. Y luego, cuando estuve allí, contratamos a Louis Prima and the Witnesses. Qué tipo tan divertido. Soy amigo de él y su gente, así que sí estoy de acuerdo contigo.

Llegaste a Las Vegas en 1977 para trabajar en el Caesars Palace, ¿cómo era la ciudad en aquellos días?

Esos eran los viejos tiempos cuando todos venían al Caesars. Yo era una celebridad que salía a la calle y entraba a lugares. Me preguntaban: ‘¿Trabajas en el Caesars Palace? ¡Oh, Dios mío!’ En ese entonces era grande poder trabajar allí. Hacían todas las peleas y el jugador de tenis, Pancho Gonzáles, estaba allí. Los shows que tuvimos eran increíbles, desde Shirley MacLaine hasta Tom Jones y Johnny Carson, Paul Anka, todos los grandes.

¿Cómo era la comida en aquellos días?

En Caesars tuvimos el bacanal, era toda la comida romana. La crème de la crème era la Corte del Palacio. Todos los peces gordos entraron, todo era servicio francés. Solíamos comprar los cubiertos y los enviaba a Nueva York para sumergirlos en oro y enviarlos de vuelta. Era extravagante en ese momento. Y el otro era Ah’So, que también era un restaurante famoso, fue el mejor restaurante japonés en Las Vegas, Caesars era conocido por su buena comida.

Después de salir de Las Vegas, comenzaste Sammy’s en La Jolla en 1989. ¿Cuál fue la inspiración?

Cuando estaba en California, comencé a ir a Spago, así que la inspiración fue Spago. Y cuando decidí que iba a hacerlo, en el ‘88, fui a este lugar donde venden hornos de pizza y pregunté: ‘Si compro el horno, ¿pueden enseñarme cómo usarlo?’ Y me respondió: ‘Sí, tengo dos tipos aquí que consultan’. Uno era Ed LaDou, quien era el chef de la estación de pizza en Spago, entonces lo llamé y él diseñó todo el menú.

Tu nuevo restaurante, Toasted Gastrobrunch, como tu local de San Diego, Toast Gastrobrunch, solo sirve desayunos y almuerzos. ¿Qué inspiró eso?

El alto costo de la mano de obra en California, es terrible, y luego el mercado laboral de San Diego. Todos son niños, el volumen de negocios es alto. Lo único estable que tienes es el trabajo de cocina. Pero al frente de la casa, no son profesionales. Con todas esas cosas explotando, en California, estos lugares de desayuno están creciendo en todas partes y de alguna manera el negocio de las cenas se está volviendo terrible. Lo que sucede es que, cuando aumentan el salario mínimo y aumentan los impuestos sobre ti, aumentas los precios y el consumidor no se da cuenta de eso.

¿Planeas abrir más ubicaciones de Toasted Gastrobrunch en Las Vegas?

Me gustaría, pero quiero ver cómo funciona primero. Es un menú muy diferente, en mi opinión, es diferente de otros restaurantes.

Para un buen desayuno, conducirás una milla, y si eres un hombre de negocios, vendrás aquí y es un ambiente de negocios agradable. Es completamente diferente de una cafetería normal.

Han pasado más de 40 años desde la primera vez que viste Las Vegas, ¿cómo se compara?

Era la mejor del país en ese momento porque todos los hoteles, desde Sands hasta Desert Inn, tenían buena comida. Había chefs aquí, algunos alemanes, algunos franceses, los tuvimos todos. Pero ni siquiera puedo compararlo con lo que veo ahora.

Estuve en Roma (recientemente), estuve en Israel hace dos semanas, andaba en Italia. Viajo mucho, y tan buenos como son, no hay nada como aquí. Esta es la cocina internacional en su mejor momento. Tenemos lo mejor de las mejores personas, nadie puede competir con eso. Quizás Dubai, me gusta Dubai, pero hay algo en Vegas: que tienes lo mejor de lo mejor.

Don't miss the big stories. Like us on Facebook.