57°F
weather icon Clear

Se donarán los órganos de un adolescente de Las Vegas involucrado en accidente de motocicleta

Michael “Mikie” Sigler no dudó en registrarse como donante de órganos cuando obtuvo su licencia de motocicleta a principios de este año. Si él moría mientras manejaba su motocicleta, moriría haciendo lo que amaba.

El accidente se produjo apenas unos meses después de que obtuviera dicha licencia, informó el martes por la noche la madre de Sigler, Courtney Kaplan. El estudiante de 18 años de edad de Cimarron-Memorial High School estaba manejando su motocicleta cuando fue golpeado por un automóvil justo antes de la 1:45 p.m. del viernes en el distrito de Lake Mead Boulevard, cerca de North Buffalo Drive, reportó el Departamento de Policía Metropolitana.

Sigler resultó gravemente herido y no se recuperará, reveló Kaplan. Ella sabía que él era un donante de órganos, pero no sabía cuán importantes eran sus órganos.

“Michael tiene uno de los tipos de sangre más raros en cuanto a donaciones de órganos”, indicó Kaplan. “Descubrimos que puede ayudar a vivir al menos a nueve personas”.

Sigler será desconectado de su soporte vital el miércoles. Alrededor de las 8 a.m., el personal del hospital del Centro Médico Universitario se alineará en los pasillos desde la habitación de Sigler hasta una mesa de operaciones donde verán cómo llevan a Sigler a los médicos que le extirparán sus órganos, “casi como lo hacen los soldados cuando llega uno caído”, contrastó Kaplan.

Esta será la primera vez que se realizará una “caminata de donante” en el hospital para honrar a alguien cuyos órganos están siendo donados, mencionó la madre de 43 años.

“Será emotivo”, dijo. “No estoy triste; Lo extraño, pero siento que hay un propósito mayor aquí. Ahí es donde he plantado mi bandera, y ahí es donde está el propósito de esta tragedia”.

Planes después de su graduación

Sigler nació y se crió en Las Vegas como el tercer hijo de una familia de cinco hermanos. Sus tres obsesiones eran los reptiles: tenía serpientes, lagartos y tortugas en su habitación, los videojuegos y las motocicletas, confesó Kaplan.

“Siempre fue un buen niño, respetuoso e inteligente”, detalló. “Pero siempre muy profundo. Siempre tuvo una especie de alma vieja en él”.

En los días posteriores a la muerte de Sigler, su madre se dio cuenta de que no era tan serio en la escuela como lo era en casa. Ella solo vio a algunos de sus amigos, pero desde el viernes muchos compañeros de estudios han dicho cuánto efecto tuvo sobre ellos.

Hablaron de “cuánto iluminaba su sonrisa en la habitación, o cómo siempre abría la puerta para las damas”, agregó Kaplan. “Tuvo un gran impacto en ellos, en su perspectiva de la vida y su positividad. Este era un Mikie diferente del que veíamos en casa”.

Mientras crecía, Sigler se montaba en la parte trasera de la Harley-Davidson de su padre, soñando con su propia motocicleta. A principios de 2019, después de un año y medio trabajando en Pizza Hut y ahorrando, compró una motocicleta 2099 Honda Shadow 750. Hace aproximadamente tres meses, obtuvo su licencia en el Departamento de Vehículos Motorizados (DMV) y se registró como donante de órganos.

Al graduarse, Sigler planeaba ser aprendiz en la Red Rock Harley-Davidson del valle del oeste para ser mecánico de motocicletas. Estaba programado para comenzar el lunes, señaló Kaplan.

Recibió su gorra y bata el día del accidente. Sigler acababa de dejar la ropa de su graduación en casa cuando ocurrió el accidente. Estaba en camino a ayudar a su amigo con una tarea.

“Todos estos pequeños factores de su vida estaban avanzando”, añadió Kaplan. “El joven que estuvo en el accidente con él, el joven del vehículo, también estudiaba su último año de preparatoria. No hubo ningún ganador aquí”.

Kaplan dijo que habló con la madre del conductor el martes y subrayó que no estaba enojada con él.

“Le aseguré con todo mi corazón y mi alma que no tengo más que amor por su hijo”, destacó. “Es una tragedia; simplemente lo es.”

Una “orquesta” de circunstancias

Kaplan estaba tranquila y feliz el martes por la noche mientras hablaba de la vida de su hijo, riéndose ocasionalmente de sus recuerdos. Ella comentó que estaba asombrada por la “orquesta” de circunstancias que llevaron a que los órganos de 18 años fueran candidatos para donaciones, lo que le dio una sensación de alivio después de darse cuenta de que no sobreviviría.

Cuando ocurrió el accidente, Sigler llevaba puesto un casco que se sujetaba a su cabeza, pero este salió volando durante el impacto inicial, relató. Su única lesión importante fue en su cerebro. Una de las primeras personas en detenerse en la escena fue un técnico médico de emergencias retirado, quien comenzó a realizarle RCP antes de que dos enfermeras se detuvieran para ayudar.

Llegó al hospital lo suficientemente rápido para que sus órganos pudieran ser preservados, indicó Kaplan.

“Solo me indica en mi corazón que Michael tenía un propósito”, manifestó.

La familia está celebrando una ceremonia de “celebración de la vida” para Sigler a las 2 p.m. del domingo en la iglesia Celebration, ubicada en 3630 N. Rancho Drive. También habrá un viaje en motocicleta desde la iglesia hasta el lugar del accidente en honor de Sigler, concluyó Kaplan.

Don't miss the big stories. Like us on Facebook.
THE LATEST
 
Mujer de Las Vegas emerge como defensora nacional del derecho a morir

Hanna Olivas, de 45 años, quien sufre de un raro cáncer en la sangre, se ha convertido en defensora de las leyes que permiten a los pacientes con enfermedades terminales a morir médicamente.

El antiguo rancho de Wayne Newton en Las Vegas se vende por 10.53 mdd

El antiguo rancho de 36 acres de Wayne Newton, Casa de Shenandoah, y la propiedad comercial circundante, se vendieron por 10.53 millones de dólares como parte de dos transacciones inmobiliarias.