10 arrestos por peleas, 46 DUI y 1 herido durante la celebración de año nuevo

Las Vegas es una de las principales ciudades a nivel mundial elegidas por el turismo para celebrar la llegada del Año Nuevo, por tal motivo, el Departamento de Policía Metropolitana dispuso de un operativo especial para salvaguardar el orden durante este festejo que congregó a millones de personas en las zonas turísticas de la ciudad.

El oficial Michael Rodríguez informó a este semanario que durante la noche del 31 de diciembre y madrugada del 1 de enero se generaron 10 arrestos en las zonas de Las Vegas Boulevard y Fremont Street debido a personas que estaban peleando después de tomar bebidas embriagantes; además comentó que hubo un altercado que arrojó a un individuo lesionado.

“Muchas veces las personas quieren celebrar tranquilos, pero a veces están tomando y comienzan a pelear, es ahí cuando tenemos problemas; exactamente eso es lo que pasó con esos 10 arrestos. Es importante mencionar que tuvimos una pelea que resultó con un herido, tuvimos 2 sospechosos que estaban peleando con un hombre y el resultado fue un apuñalamiento, eso fue lo más grave”, acotó Rodríguez quien además enfatizó que este conflicto se originó en Las Vegas Boulevard cerca del hotel y casino Caesars Palace.

Al término de los fuegos pirotécnicos del strip, los casinos cerraron sus puertas y no permitieron el acceso de personas que no comprobaran que se encontraban hospedadas dentro del respectivo lugar; el oficial Rodríguez argumentó que estas medidas de seguridad fueron tomadas después de recibir algunas amenazas de las cuales no pudo informar más detalles.

“Cada año trabajamos con otros departamentos de la ciudad, como los Bomberos, para preparar el operativo para este evento, este año tuvimos amenazas y tuvimos que trabajar con otros departamentos como el FBI para investigar esta situación. Después de todo no tuvimos ningún incidente y eso es la buena noticia”, mencionó el oficial.

En Las Vegas hubo un total de 46 personas detenidas al conducir un vehículo en estado de ebriedad ya que esta vigilancia se llevó a cabo en toda la ciudad y no únicamente en la zona turística; es importante recordar que conducir un carro bajo la injerencia del alcohol es considerado como un delito que puede derivar en la deportación de una persona indocumentada o incluso residente.

“Cada año tenemos 1000 oficiales en los dos lugares, este año tuvimos más vigilancia de cámaras, los oficiales en las calles solo pueden ver alrededor de su área y las cámaras pueden ver todo. Fue muy tranquilo en el resto de la ciudad, esa noche tenemos dos celebraciones pero debemos asegurar toda la ciudad y necesitamos oficiales patrullando en toda el área pero no tuvimos problemas”, expresó Rodríguez.

Por último, el oficial Michael Rodríguez exhortó a los miles de lectores de El Tiempo a seguir confiando en el Departamento de Policía Metropolitana de Las Vegas para denunciar todo tipo de incidentes que se generen durante este 2016.

“Tenemos oficiales que trabajan muy duro cada día para proteger a la comunidad, es importante decir que no podemos hacerlo sin la ayuda de las personas que viven en la ciudad; hemos llegado al 2016 y seguimos solicitando que si alguien ve algo, lo más importante es que los residentes reporten los incidentes, obviamente queremos arrestar a los criminales que se están aprovechando de nuestra comunidad”, concretó.

LO MÁS RECIENTE
Add Event

You May Like