150 años de historia

Mucho antes de que la mafia se filtrara en el Strip, un pequeño rincón de Nevada tenía su propia economía escondida.

Luego de que el pionero Absalón Lehman empezara a trabajar en un sistema de cuevas bajo el senderismo de Snake Range al este de Ely en 1885, el mismo puso en marcha lo que fue quizá la primera gran atracción turística del estado de plata.

No pasó mucho tiempo para que las Cuevas Lehman empezaran a crecer hasta convertirse en una leyenda local y punto de referencia nacional. Hoy en día, la cueva es una atracción del Parque Nacional Great Basin.

La historia del lugar subterráneo se inició mucho antes de que Lehman lo encontrara.

Han sido necesarios 600 millones años de flujo de agua, el crecimiento de los sedimentos y la actividad tectónica para lograr esculpir la cueva de mármol, de acuerdo con el Servicio Nacional de Parques. Al mismo tiempo que las corrientes subterráneas disuelven la roca, la roca caliza liquida se seca y se forman las estalactitas, estalagmitas y una variedad de miles de formas rocosas. Tambien se puede observar tocino de cueva (una cortina fina y transparente de roca con formas estiradas en color rosas, marrones y amarillas cuando se ilumina desde atrás) y palomitas de cueva (pequeños nódulos hechos de minerales salpicadas por gotas de agua). Las cuevas de Lehman también cuentan con más de 300 formaciones poco comunes de escudos creadas cuando el agua brota a través de las grietas del lecho rocoso.

Lehman, un ranchero con una granja a una milla del sistema de cuevas, recibe el crédito por el descubrimiento de la cueva, aunque la evidencia arqueológica muestra que los nativos americanos podrían haber utilizado el sitio como cementerio hace más de 1.000 años.

No pasó mucho tiempo para que Lehman transformara la atracción natural en una libre para todos. Lehman ofreció a cientos de turistas tours que incluían pernoctaciones sin supervisión. Los visitantes golpeaban las estalactitas y estalagmitas para hacer “música de cueva,” para traer como resultado la ruptura de las mismas, que hoy en día se mantienen como pequeñas formaciones para el recuerdo. Incluso también se realizaban bodas subterráneas.

Equipos de limpieza federales en la década de 1930 encontraron cientos de piezas de desechos, como monedas, ligas, latas y madera.

Las agresiones a la cueva eran de rutina. El periódico White Pine informó sobre los exploradores “armados con mazos” quienes rompían las cuevas para abrirse camino a nuevas habitaciones. Cuando los guías turísticos actuales iluminaron los techos de la cueva, se pudieron ver cientos de manchas, iniciales y letras en negro – graffitis que fueron realizados por los primeros turistas a la cueva.

Lehman tenía planes para seguir desarrollando aún más la cueva a través de excavaciones adicionales, no obstante, el hombre murió en el año de 1891, antes de que tuviera la oportunidad.

No obstante, incluso después de la muerte de Lehman, las cuevas continuaron acogiendo huéspedes sin supervisión hasta 1922, cuando los legisladores del estado persuadidos por presidente Warren G. Harding nombraron el lugar un monumento nacional.

La notoriedad de la atracción creció a partir de ahí. Sir Edmund Hillary, el conquistador del Monte Everest, recorrió la cueva en 1962 como parte de una gira Servicio Forestal de los EE.UU. La cueva se convirtió en parte del Parque Nacional Great Basin, cuando el parque fue establecido en 1986.

Gracias a La protección del parque nacional, los visitantes de hoy todavía pueden disfrutar de visitas que los llevan hasta un cuarto de milla en la cueva para admirar la generosidad geológica debajo de la tierra.

LO MÁS RECIENTE
Eventos

You May Like