87°F
weather icon Partly Cloudy

25 cuerpos encontrados tras incendio de un barco en California, 9 aún desaparecidos

SANTA BÁRBARA, Calif. — Un incendio en medio de la noche arrasó con un barco que transportaba buzos cerca de una isla frente a la costa del sur de California el lunes temprano, dejando al menos 25 muertos y otros nueve desaparecidos.

Cinco de los seis miembros de la tripulación del Conception escaparon saltando a un bote inflable que condujeron hacia una embarcación cercana.

Los equipos de rescate recuperaron cuatro cuerpos a unos 90 kilómetros al noroeste de Los Ángeles, cerca de la isla Santa Cruz. La Guardia Costera afirma que otros cinco fueron encontrados pero no recuperados debido a condiciones inseguras debajo del bote, que se hundió a unos 20 metros de la costa.

Las autoridades estaban buscando a las nueve personas que aún no se habían encontrado durante la noche.

“Todos debemos estar preparados para el peor resultado mientras sepamos más”, advirtió la capitana de la Guardia Costera, Mónica Rochester, en una conferencia de prensa.

Los cuatro cuerpos recuperados inicialmente sufrieron heridas por ahogamiento, dijo el teniente comandante de la Guardia Costera, Matthew Kroll.

No estaba claro de inmediato cuándo podrían recuperarse los cuerpos en el fondo del océano o cuándo los buzos podrían buscar otros en el bote.

“Se encuentra boca abajo en aguas relativamente poco profundas con mareas en retroceso que lo están moviendo”, explicó el alguacil del Condado de Santa Bárbara, Bill Brown. Los investigadores aún no han determinado la causa del incendio.

El Conception de 75 pies estaba en una excursión de tres días a la cadena de islas escarpadas y barridas por el viento que forman el Parque Nacional Channel Islands en el Océano Pacífico. El incendio estalló alrededor de las 3 a.m. en el puerto de Platt frente a la isla de Santa Cruz.

Los cinco miembros de la tripulación que escaparon se refugiaron en un barco llamado The Grape Escape, anclado cerca. Dos sufrieron heridas leves, mencionó el suboficial de la Guardia Costera, Mark Barney.

Los propietarios del Grape Escape, Bob y Shirley Hansen, le informaron al New York Times que estaban dormidos cuando escucharon golpes al costado de su barco pesquero de 60 pies alrededor de las 3:30 a.m. y encontraron a los tripulantes asustados. Le dijeron a la pareja que huyeron cuando el fuego se descontroló.

Don't miss the big stories. Like us on Facebook.