43 millones de personas tienen deudas estudiantiles en Estados Unidos

Se imagina usted que una deuda de 8 mil dólares, -préstamo que fue solicitado para pagar una carrera corta en administración-, con los intereses se convirtió en más de 30 mil dólares, que por contrato deben ser liquidados, esto le sucedió a Inés Quintero, quien es dueña de un negocio de paquetería en Las Vegas y decidió invertir en su propia educación.

Esto mismo le sucede cada año a millones de estudiantes, quienes en su afán de obtener un título universitario se endeudan con compañías de préstamos, bancos o las propias instituciones educativas que les ofrecen pagar a plazos por su educación, según el gobierno de Estados Unidos, durante el 2016, 70% de estudiantes universitarios recurrieron a un préstamo.

Y fue precisamente durante el año anterior, que las deudas estudiantiles alcanzaron el récord histórico de $1.3 billones de dólares, y fueron 43.3 millones de personas residentes de este país quienes conforman esta deuda, datos de la Reserva Federal de Estados Unidos. Esta misma dependencia afirma que el 20% de estadounidenses de 50 años de edad tienen estas mismas deudas.

En Casa Guerrero, el jueves 9 de noviembre, se desarrolló el taller sobre consolidación de deudas y restablecimiento del crédito, el profesor especializado en estos temas, Jorge Hernández impartió la clase a personas que pretenden abrir un negocio, que tienen deudas estudiantiles o médicas y quienes buscan una opción para mejorar su crédito.

Hernández explicó que las causas comunes de un mal crédito es una enfermedad, divorcio o la pérdida del empleo, él como analista y consejero, debe revisar todas las deudas, su origen y si hay posibilidad de tener cuentas activas positivas que beneficien a la personas en el restablecimiento de su crédito.

“Un préstamo estudiantil de $50 mil dólares, se divide en su crédito personal como 5 deudas de 10 mil dólares cada una, si empieza a fallar en una, todas las demás se van retrasando y convirtiéndose en un problema para obtener otro tipo de préstamos como hipotecario o inclusive para adquirir un automóvil”, explicó el profesor Hernández.

El ponente recordó que entre personas de confianza o familiares, se pueden “prestar” cuentas positivas para mejorar el crédito y poder solicitar uno nuevo en otro rubro, como la necesidad de comprar un auto.

Actualmente existe el programa Federal Student Aid, que consiste en la condonación total o parcial de préstamos estudiantiles dependiendo de las ganancias reportadas anuales de un estudiante y ahora empleado, es un programa de consolidación, que puede bajar su deuda hasta 5 mil dólares al mes. (Recuerde que cada caso es diferente).

“Si un estudiante que trabaja, hace 20 mil dólares al año, y su deuda estudiantil sobre pasa este número hay un desbalance, y por medio del ingreso se puede perdonar sus préstamos, mientras se recupera o encuentra un trabajo mejor pagado se puede reducir la deuda y renegociar las mensualidades”, de acuerdo con Jorge Hernández.

Más información para los talleres de Casa Guerrero:

www.casaguerrerolasvegas.org

LO MÁS RECIENTE
Add Event

You May Like