50 años después, el mensaje de King revive en velorio

Bajo la estatua de Martin Luther King Jr. el miércoles por la noche en North Las Vegas, Alyssa Taylor, de 10 años, agarró el micrófono. “Ha sido un largo, largo tiempo, pero sé que vendrá un cambio”, cantó. “Oh, sí lo habrá”.

Su voz, suave y poderosa mientras recitaba el clásico de Sam Cooke de 1964, reverberó a través de una multitud de alrededor de 100 personas que se reunieron para conmemorar el 50 aniversario del asesinato de King el 4 de abril de 1968, en Memphis, Tennessee.

“Hace cincuenta años, perdimos a nuestro Rey”, dijo Craig Knight, presentador de radio de KCEP-radio, FM 88.1, quien organizó el velorio y transmitió el evento.

“Tenemos una multitud muy diversa, y eso es lo que Martin Luther King representaba”, destacó. “¿Qué pasa si juzgamos a las personas por el contenido de nuestro personaje y no por el color de nuestra piel? ¿Dónde estaríamos si comenzáramos hace 50 años?”

Lady K.A., otra presentadora de la estación, advirtió a la multitud que no se fije en el discurso más famoso de King.

“No vamos a reducirlo a un sueño”, detalló. “Vamos a hablar sobre los pasos que se dio cuenta de que teníamos que tomar, ese es el Rey que fue asesinado”.

A medida que el cielo se oscureció, el brillo de las velas encendidas a batería en las manos de las personas comenzó a mostrarse en el Bulevar Martin Luther King y la Avenida Carey. Sekou Kala llevaba con orgullo la bandera estadounidense cosida en la camisa, y en la parte posterior, las palabras que había pegado para el evento de la noche: “Somos uno, no importa lo que digan”.

Edward McKinley Smith, de 63 años, llevaba un sombrero de paja y aplaudió a los oradores motivacionales, que incluían líderes espirituales y otros miembros prominentes de la comunidad afroamericana de Las Vegas.

“¡Quiero ver la unidad!”, Gritó. “Y quiero que no tengamos miedo”.

El comisionado del condado de Clark, Lawrence Weekly, quien representa a residentes en partes del oeste de Las Vegas y North Las Vegas, describió el día en que la artista Tina Allen y Martin Luther King III develaron la escultura de 5 toneladas y 12 pies de altura.

“Lo pido hoy, mientras conmemoramos los 50 años del Dr. Martin Luther King Jr., si no usted, ¿a quién?”, Dijo Weekly. “Y si no ahora, ¿cuándo? Y si no hoy, ¿por qué no? Supongo que la pregunta es, ‘¿Qué vas a hacer?’

El padre de Kimberly Bailey-Tureaud, William “Bob” Bailey, un activista de los derechos civiles de Las Vegas, era amigo de King desde sus días en el club Glee en Morehouse College en Atlanta.

Él hizo la llamada telefónica en 1964 que trajo a King para hablar en el Banquete de la Libertad del capítulo local de la NAACP y en un mitin público, ambos celebrados en el Centro de Convenciones de Las Vegas, informó ella.

Bailey-Tureaud señaló que su discurso se centró en algo que sigue siendo importante hoy en el oeste de Las Vegas: la disparidad económica.

“Hemos superado la pelea por el color de nuestra piel; ahora tenemos que entrar en la guerra en lo que respecta a la inclusión económica”, puntualizó.

Bailey-Tureaud comentó que su padre señaló cómo King se sorprendió por la cantidad de seguridad que lo recibía en el aeropuerto, en un momento en que las tensiones raciales eran altas en Las Vegas.

“El Dr. King se dio cuenta de que su vida estaba en peligro, incluso aquí en Las Vegas”, notificó. “Porque sí tuvo un sueño, pero también tuvo una charla y tuvo una caminata”.

Franklyn Verley, de 58 años, y el productor ejecutivo de KCEP, recordaron claramente el día en que King fue asesinado. Tenía 8 años cuando vio que la oficina del médico de su tío se incendiaba durante los disturbios en Washington, DC, y vio llorar a toda su familia.

El miércoles, agregó que esperaba que los jóvenes asistentes aprendieran del mensaje de King.

“Es posible que hayan extinguido su vida, pero no han extinguido su luz”, concluyó Verley.

 

LO MÁS RECIENTE
Add Event

You May Like