“50 hombres y el presidente deciden los derechos de las mujeres”: Kihuen

Planned Parenthood mantiene una constante lucha anual por continuar brindando sus servicios de salud reproductiva a miles de mujeres en Estados Unidos, han sido estigmatizados como una “clínica de abortos”, lo que le conlleva a críticas por el sector más conservador de la sociedad y la constante amenaza de perder su presupuesto y así cerrar sus puertas.

Bajo el actual gobierno de la Casa Blanca, esto no ha sido una excepción, y de nueva cuenta esta clínica para personas de bajos recursos se encuentra en la mira para desaparecerla, sin tener un programa o una opción distinta que brinde este mismo tipo de servicios especializados en el cuerpo y sistema reproductivo de la mujer.

El miércoles 30 de agosto, en el centro comunitario Pearson de North Las Vegas, el congresista por Nevada, Rubén Kihuen, la organización Naral, representantes de Planned Parenthood Las Vegas y mujeres de distintos ámbitos, se reunieron para conversar lo que podría pasar con las clínicas en el país y en particular en Nevada.

Kihuen fue cuestionado directamente sobre la desaparición de Planned Parenthood, “ha estado en existencia por muchos años, pero estamos viendo un Congreso que está tomando acciones en contra de los derechos de las mujeres, por eso tuvimos esta reunión, entre más informada esté la comunidad se puede ejercer más presión a los representantes en Washington.

La percepción es que solamente se dedican a abortos, pero la realidad es que 90% de su trabajo es preventivo, exámenes de mamografías, y otros que requieren las mujeres”, dijo el congresista.

Rubén Kihuen declaró, ante las aproximadamente 30 mujeres que se reunieron para expresarle sus necesidades en cuanto a salud, que: “50 hombres y el presidente (Trump), deciden los derechos de las mujeres, 50 hombres blancos, por cierto, ningún latino o afro americano y por supuesto ninguna mujer”.

Cindy Hernández, representante de Naral (Liga de Acción Nacional del Derecho al Aborto, en inglés) explicó, que desde su fundación en 1969, buscan el acceso a la salud sexual, incluyendo el aborto, todo lo que tenga que ver con reproducción, desde las pastillas para el control natal, ya que es un derecho de la mujer elegir “sí o no” tener familia.

Para Naral, “todo sobre salud reproductiva de la mujer, debe ser accesible económicamente y mantener la información al día, se tienen que romper los tabús de hablar de esto, especialmente entre mujeres latinas, hay un alto índice de adolescentes embarazadas. Si ellas preguntan a un familiar sobre sexo, no se habla de esto”, dijo Hernández.

De acuerdo con la organización nacional American Women, dijeron en su más reciente estudio sobre salud reproductiva de mujeres (2016), que en Nevada es más caro el gasto en niñeras que pagar educación un colegio público para estudiar alguna profesión.

En el año 1985, de acuerdo a este estudio, cuidar a un niño costaba $87 dólares por semana, para el año 2011 este gasto se infló un 70% con $148 dólares por semana. En 29 estados del país sucede esta misma situación, arrojando que 11 millones de niños menores de 5 años, se encuentran en cuidado de una niñera que recibe un salario por parte de una madre trabajadora.

 

LO MÁS RECIENTE
Eventos

You May Like