“A los niños les gusta leer”: Vicki Soares

“A los niños todavía les gusta leer”, dijo la directora de mercadotecnia de la organización “Difunde la Palabra” (Spread the Word), Vicki Soares. La entidad, con la entusiasta participación de su equipo de voluntarios, se encarga de la recolección y donación de libros infantiles para niños de primaria, que sus padres no tienen los recursos para comprar.

Esta organización se originó cuando las maestras de primaria del Condado Clark, Laurie Hartig y Lisa Habighorst, se dieron cuenta que varios de sus alumnos y familias, no contaban con los recursos económicos suficientes para la adquisición de libros, que en ocasiones eran necesarios para todo el ciclo escolar y buscaron la manera de conseguirlos por medio de donaciones.

En el año 2001 fue cuando “dieron sus primeros pasos” de Difunde la Palabra, en la actualidad recientemente se mudaron a una bodega en Henderson, en donde durante cada mes reciben y donan hasta 52 mil libros, que son entregados a los alumnos de 54 escuelas del Distrito Escolar del Condado Clark (CCSD, por sus siglas en inglés).

Desde su fundación -de acuerdo con Soares-, han donado 4.5 millones de libros, a 505 mil estudiantes, quienes pueden quedarse el libro, o bien regresarlo para de nueva cuenta ser donado a otro alumno del nivel escolar al que pertenece el contenido.

Carmen López, asistente de la organización Difunde la Palabra, dijo, “niños de bajos recursos o que se les complica aprender a leer puedan llevarse libros y disfrutarlos en familia, todo es completamente gratis y tenemos más programas, que –todos- tienen que ver con libros”.

En la bodega organizan desayunos con los niños, que llevan una bitácora de cuántos y cuáles libros han leído, y con ello se hacen acreedores a un premio. De igual forma, a estos eventos asisten personas que les leen las historias de forma emotiva para despertar el interés en la lectura, al final el niño puede llevarse el libro que eligieron ese día.

López, aclaró que no funcionan como biblioteca o librería, en la que comúnmente alguien asiste en busca de un título en particular, la organización es la que va a las escuelas con la cantidad de libros que los directores soliciten y, de acuerdo al grado escolar, son los contenidos.

“En las bibliotecas siempre tienes que regresar los libros (eso lo sabían las fundadoras), niños que iban dejando libros que ya no necesitaban, los pidieron regalados para dárselos a sus próximos alumnos de ese año escolar. Los niños se alegraban mucho y con ganas de leer más y más”, explicó López.

El proceso actualmente es el recibir los libros en su bodega, no importa si es para adultos o infantil, el libro es catalogado en edades al que va dirigido, dependiendo la condición física puede ser mandado a un centro de reciclaje de papel, ser limpiado y restaurado para la donación a las primarias, o en su caso si es un libro para adultos es puesto a la venta en Amazon.

La forma de obtener los recursos para la sobrevivencia de la organización, de igual forma tiene que ver con libros, ya que los títulos para adultos o muy especializados, se busca su valor y se ponen a la venta en línea.

Más información y agenda de eventos:

www.spreadthewordnevada.org

Spread the Word:

1065 American Pacific Dr. Suite 160. Henderson, NV.

LO MÁS RECIENTE
Add Event

You May Like