A pesar del pesimismo, la comunidad inmigrante vuelve a las calles el 1 de mayo

A diferencia de las multitudinarias marchas por la reforma migratoria del 2006 y 2007, la comunidad inmigrante vuelve a las calles este 1 de mayo para pedir lo mismo: al Congreso que apruebe la reforma migratoria y al gobierno que pare las deportaciones.

“Existe desunión entre los diversos lideratos de la comunidad inmigrante así como entre los sindicatos”, dijo Juan José Gutiérrez, presidente del Movimiento Latino USA de Los Angeles, California. De las exigencias de la protesta de este jueves, Gutiérrez no espera resultados inmediatos. Es más, dijo que “el Presidente (Barack) Obama no detendrá las deportaciones” y que, en el mejor de los casos, “éstas se podrían reducir pero no detener”.

Así y todo “seguiremos presionando”, remarcó el activista. En lo que va del gobierno de Obama, desde el 20 de enero de 2009, la Oficina de Inmigración y Aduanas (ICE, por sus siglas en inglés) ha deportado a más de 2 millones de inmigrantes indocumentados.

El Departamento de Seguridad Nacional (DHS, por sus siglas en inglés, bajo cuyo mando opera ICE), asegura que la mayoría de los deportados tenía antecedentes criminales, pero las organizaciones y los activistas insisten que entre seis a siete de cada 10 deportados no tenía antecedentes que pudieran en riesgo la seguridad nacional de Estados Unidos.

LO MÁS RECIENTE
Add Event

You May Like