70°F
weather icon Clear

Abogados de Scott Gragson quieren que se desestime su análisis de sangre en el caso de su accidente

Abogados del agente de bienes raíces Scott Gragson, acusado de un accidente provocado por conducir bajo la influencia de tóxicos (DUI, por su sigla en inglés) que dejó a una mujer muerta y otros heridos, desean que se descarte su prueba de alcohol en sangre.

En una petición presentada el jueves, los abogados defensores David Chesnoff y Richard Schonfeld argumentan que la sangre de Gragson se analizó más allá de un lapso de dos horas desde que la policía arribó al lugar del accidente de mayo en la acomodada comunidad de Summerlin conocida como The Ridges.

El fiscal de distrito del Condado de Clark, Steve Wolfson, declinó hacer comentarios y dijo que aún no sabía sobre la petición.

La madre de tres hijos, Melissa Newton, murió en el accidente, mientras que otros tres en el vehículo de Gragson resultaron heridos. La familia de Newton y las otras víctimas del accidente están demandando a Gragson.

Gragson, de 53 años, enfrenta un cargo de DUI que resultó en muerte, tres cargos de DUI que resultaron en daños corporales sustanciales y cuatro cargos de conducción imprudente. Él se declaró inocente.

Su sangre no se extrajo hasta más de tres horas después del accidente, a pesar de que se obtuvo una orden antes de que pasaran dos horas.

El informe de arresto de Gragson indica que la primera extracción de sangre tres horas después del accidente midió su contenido de alcohol en sangre en 0.147 por ciento, casi el doble del límite legal para los conductores en Nevada. Le informó a los oficiales del Departamento de Policía Metropolitana que había bebido durante unas cinco horas en un evento de golf benéfico, consumiendo “cuatro o cinco bebidas mixtas y cervezas”, antes del accidente, según su informe de arresto.

Según la ley de Nevada, las pruebas de sangre extraídas más de dos horas después de un accidente de DUI no revelan el nivel real de alcohol en la sangre.

Un oficial quien atendió en la escena culpó la demora a causa de la “complejidad” del caso, el tráfico y otros “problemas” al intentar obtener una orden judicial, según muestran informes policiales.

“La orden de registro para el análisis de sangre fue deficiente, ya que no hubo una causa probable para tomar la sangre más de dos horas después, y el oficial no presentó evidencia de exigencia”, escribieron Chesnoff y Schonfeld.

El mes pasado, los abogados de Gragson pidieron que se removiera una acusación en su contra, argumentando que los fiscales habían presentado pruebas incorrectas ante un jurado y no revelaron detalles que pudieran mostrar su inocencia.

Don't miss the big stories. Like us on Facebook.