“Abrazando a mis padres”

Durante la presentación de las actividades relacionadas con el encuentro de duranguenses en el Celebrity Centre, en las inmediaciones de la Eastern y Desert Inn, el domingo primero de julio, El Tiempo tuvo la oportunidad de conversar con la señora Alvaviola García, presidenta de las comunidades USA y representante del Comité de Validación y Atención a Migrantes sobre un tema del que no mucha gente está enterada: la reunificación de padres con sus hijos indocumentados.

“El proyecto Abrazando a mis Padres surge de la necesidad de ver que hay mucha gente que no ha visto a sus padres desde hace muchos años, todo por culpa de los papeles que han etiquetado a una persona como indocumentada. En algunos casos, los padres han fallecido y sus hijos, en los Estados Unidos, ni siquiera han tenido la oportunidad de ir y depositar una flor en su tumba. Situaciones como esta me motivaron a establecer el programa con la ayuda del gobernador de Durango, José Rosas Aispuro, así como con Samuel Magaña, presidente de la Federación Duranguense USA”, expresó la señora García.

La señora Alvaviola García es oriunda del municipio de Topia, “del ranchito llamado El Chautle y tengo viviendo en los Estados Unidos 38 años, toda una vida. La idea de reunir a gente mayor con sus hijos, me surgió al mirar el sufrimiento que tienen los viejitos en las poblaciones más intrincadas de la sierra de Durango, donde por décadas, los servicios esenciales les han sido negados por parte de las autoridades federales”, agregó.

Como validadora de los proyectos Covam Durango, ella se encarga de la aprobación de proyectos que los migrantes tengan en los 39 municipios del estado. “El 12 de julio se hará la validación del 2018, dado que fui coordinadora de Aispuro (ahora gobernador) en La Quebrada, se me dio la oportunidad de viajar por todo el estado y en esa travesía conocí los casos que me ocasionaron derramar lágrimas. Experiencias a flor de piel”, destacó.

“Para poder reunir a los indocumentados con sus padres aquí es necesario, primero, que haya el deseo, porque hace más el que quiere, que el que puede”, señaló.

Otro requisito es que los señores, los padres, tengan 60 años de edad mínimo. Los hijos indocumentados en Estados Unidos deben tener por lo menos 10 años de residencia continua.

“Hay casos en los que unos padres tienen cinco hijos en los Estados Unidos, tres de ellos residentes legales y dos indocumentados, yo necesito que los indocumentados realicen el trámite para que todos puedan abrazar a sus padres”, puntualizó.

Otra cosa súper importante, toda la información que se provea en los trámites será confidencial, nunca se entregará a otro tipo de autoridades, “jamás la entregaremos a inmigración. La información sirve al gobierno estatal para determinar y documentar a las personas que se está ayudando”, afirmó.

El proceso es sencillo, “lo que deben hacer es comunicarse conmigo y decirme: señora Viola, quiero traer a mis padres. Me facilitan una identificación y un comprobante de domicilio, puede ser incluso por correo electrónico. De los padres necesitamos una identificación, que sería ideal la credencial de elector, y un comprobante de domicilio. Con eso empezamos el trámite, que iniciará después de la elección del nuevo presidente de México”, terminó diciendo.

Para poder abrazar a sus padres, contactar a Alvaviola García al (562) 239-0877. Email: agcpm@ymail.com

El gobernador de Durango, José Rosas Aipuro, mediante un comunicado en tuiter manifestó “Estoy seguro que con el próximo gobierno de @lopezobrador_ habremos de tener en Durango la oportunidad histórica de abatir el rezago. El @gobdgo habrá de redefinir proyectos y esquemas para trabajar de la mano con el nuevo Presidente como lo hemos hecho con el actual mandatario.”

LO MÁS RECIENTE
Add Event

You May Like