Abre Coaching Pros puertas para mejorar ingresos

Coaching Pros es una academia que prepara a la juventud, muchos de ellos que quizá no terminaron su preparatoria por múltiples razones, en los que puede resaltar la falta de recursos para asistir a la universidad.

“Nuestro programa los capacita para el ejercicio en el ámbito legal, como asistentes de abogados, con especialización en accidentes de autos, ‘case managers for personal injury’”, comentó Jackie Villeda, fundadora y propietaria de Coaching Pros, en entrevista con El Tiempo luego de la ceremonia de graduación de un grupo de estudiantes, patrocinada en parte por El Concilio Hispano de Las Vegas, realizada el viernes 9 de noviembre, en las oficinas del abogado Paul Padda, localizadas en el 4560 S. Decatur Ave.

Los abogados, en su gran mayoría, se especializan en ciertas áreas de la práctica, dado que el universo legal es muy amplio. Los talleres de capacitación que imparten en Coaching Pros, es dirigido a los que se dedican a caídas, accidentes de auto, mordidas de perro, accidentes de motocicleta, de peatones. “Lo que yo hago es capacitar a los asistentes del abogado, para que sepan manejar los casos. Citando a un promocional muy popular, María es la que siempre se encarga de los casos, no el abogado, con toda sinceridad”, señaló Villeda.

El entrenamiento consiste en un curso de 25 horas: todos los sábados de 10:00 de la mañana a las 2:00 de la tarde, por seis semanas; son seis talleres, al finalizar el taller se les evalúa y si están listos, y un agregado especial es que Coaching Pros les ayuda a encontrar trabajo.

“Esta industria es muy grande, el empleo no necesariamente es con abogados; luego del accidente, se envía al cliente a un quiropráctico, luego al médico que evalúa las lesiones personales, así como también en las oficinas de imagenología (en revisiones de resonancia magnética), y en casos excepcionales en los talleres de reparación de los autos, porque todos esos factores están involucrados en un accidente”, detalló.

El taller está enfocado a jóvenes, sin embargo, está abierto para todo tipo de personas, de todas las edades y condiciones.

“Hoy vamos a galardonar a uno de los muchachos más jóvenes que han tomado el curso, Alan Soriano, él además tiene el record de excelencia académica, pues todos los exámenes los aprobó con el cien por ciento, sin ningún error, y eso es muy destacable”, dijo Villeda.

En la ceremonia participaron casi todos los 25 graduados, algunos no llegaron a tiempo, por las condiciones del tráfico, pero la fundadora del programa se mostró muy contenta con la respuesta de los jóvenes. No hubo deserción, quizá en parte porque tiene un módico costo de 125 dólares, por curso, lo que totaliza un monto de 750 dólares que son invertidos en el futuro laboral de los jóvenes.

Hay jóvenes que toman trabajos en tiendas por salarios de 8 a10 dólares por hora, pudiendo capacitarse y ganar 18 dólares por hora, que es el salario promedio -para empezar- de un “case manager”, pero una persona con experiencia en el ramo puede ganar hasta 50 dólares por hora, de acuerdo con información vertida por Villeda.

“Mi hijo Heldder Villeda Jr. es mi brazo derecho, es instructor y un testimonio vivo de las bondades de estos talleres. A los 28 años se ha convertido en un hombre con un futuro muy promisorio en el sector”, expresó con orgullo.

A las personas interesadas se recomienda entablar comunicación con la señora Villeda, “es muy importante entender que no necesariamente deben tener una educación formal universitaria para ejercer este trabajo. En la escuela les enseñan leyes, pero con nosotros van a aprender la práctica, lo necesario en los casos que manejan”, explicó, agregando que, “tenemos becas de ayuda financiera disponible, vengan, llenen su solicitud, mínimo recibirán ayuda por la mitad del costo total. Las clases son en inglés, y la documentación para contratarse es discreción del potencial empleador”.

En la ceremonia de graduación estuvo el abogado Eric L. Marshall, así como su primo el doctor quiropráctico Laurent Marshall que se unieron a Coaching Pros como instructores.

El reconocimiento que otorgan tiene validez en la industria, es reconocido y abre puertas para el ejercicio del trabajo como “case manger”.

El abogado Paul Padda recibió un reconocimiento por haber capacitado a todo su personal con Villeda, “él invirtió en su personal, para ofrecer un mejor servicio a la comunidad”, dijo.

Add Event

You May Like