Acoso en redes sociales: Lo que los jóvenes deben saber

Los tiempos han cambiado y en la actualidad las redes sociales juegan un papel importante dentro de la vida de prácticamente cualquier persona. El fácil acceso a internet y quizá la apertura actual para tratar ciertos temas hace que los jóvenes busquen informarse sobre tópicos que en décadas anteriores difícilmente se abordaban públicamente.

La organización estudiantil de UNLV, SURJ, recientemente ha realizado distintas actividades para informar a los alumnos del campus sobre temas relacionados a la violencia doméstica, acoso en redes sociales y salud sexual. Tres tópicos de los cuales tal vez no se habla mucho pero que al informarse adecuadamente pudieran prevenir problemas futuros.

“Es importante que los estudiantes sean conscientes de la violencia doméstica porque afecta a todos. Afecta a hombres, mujeres y personas de todas las orientaciones sexuales.

La violencia doméstica también prevalece en el campus, por lo que los estudiantes deben ser capaces de reconocer los signos y entender cómo pueden ayudar”, dijo la presidente de SURJ, Ashly Riches.

Durante una de las sesiones recientes, los estudiantes abordaron los diferentes tipos de abuso, para poder detectar cuando uno de sus amigos pudiera ser una víctima y poder intervenir a tiempo para ayudarlo.

“Si las personas suponen que los hombres no pueden ser víctimas, no estarán atentos a las señales de advertencia del abuso de su amigo. Además, la formación educativa sobre cómo manejar las situaciones en las que se observa el abuso y cómo notar los signos de abuso son importantes. La violencia doméstica no es simplemente violencia física, puede ser muy insidiosa y puede tomar la forma de manipulación emocional, abuso financiero, abuso digital y muchos otros. Debemos estar atentos a todos estos”, comentó Riches.

Sin embargo, este tipo de violencia ahora también puede ejercerse por medio de las redes sociales. De acuerdo con SURJ, el abuso digital ocurre cuando el socio controlador / abusivo exige acceso al teléfono celular, a los correos electrónicos o a las redes sociales del socio controlado / víctima.

“Debido a que los estudiantes y otros jóvenes usan sus teléfonos celulares para muchas cosas, este tipo de abuso puede ser común. Los abusadores pueden usar las redes sociales para averiguar con quién se está comunicando la víctima, o pueden controlar el uso de las redes sociales de la víctima para aislarlos”, añadió Riches.

Para ampliar más el tema, El Tiempo se comunicó con la consejera de salud mental y terapeuta, Margarita Romano, quien explico que actualmente con las redes sociales cualquier persona puede convertirse en un ‘blanco fácil’ para sufrir acoso, por lo que consideró importante que cada individuo reconozca que solo tiene control de sí mismo y no de los demás.

“Si no quiero hacer algo público o que la gente sepa sobre algún tema, entonces es importante cuidar lo que quiero compartir en las redes sociales, eso puede tener acceso al público en general… Bullying es intimidar a alguien más, es importante reconocer que cuando alguien está tratando de ejercer cierto poder sobre otra persona, ya sea física, emocional o verbalmente, tenemos que tomar acción. Si es por medio de las redes sociales podemos reportarlo, por ejemplo, Facebook da la opción para bloquear a esa persona y que no esté en contacto contigo”, acotó Romano.

No obstante, la especialista recomendó que si el acoso llega a escalas mayores como amenazas se debe reportar la situación ante las autoridades judiciales. El bullying en las escuelas lamentablemente siempre ha sido común, pero en la actualidad este problema puede ser aún mayor, ya que el acoso puede continuar incluso fuera de las instituciones académicas por medio del llamado ‘ciberespacio’,

“El problema no es un celular o la red social, el problema es el uso que se le da. En el caso de los menores de edad, como padre hay que tener buena comunicación. Sí hay un factor de riesgo alto y los padres de familia deben hablar con sus hijos para protegerlos. Si le vamos a dar un celular inteligente, así como se da un privilegio también hay que poner reglas, por ejemplo, que tomen el teléfono en un cierto horario y los padres puedan tener acceso al mismo en cualquier momento”, sentenció Romano.

La consejera de salud mental agregó que en el caso de las parejas no se debe permitir que alguno tenga control sobre otra persona, por lo que sugiere que como adultos logren reconocer los límites de una relación sana: “Si permitimos que nuestra pareja tenga acceso a nuestra vida personal en redes sociales, estamos entregando poder y confianza, eso es una decisión personal, sin embargo se considera más sano tener su propio espacio como seres individuales y tener reglas claras”, expresó Romano.

Con el objetivo difundir más temas de interés para la comunidad estudiantil, el grupo SURJ realizó otra actividad para abordar el tema de salud sexual. El evento fue llamado ‘The Sex Ed You Did not Get in High School’, ya que consideran que muchos alumnos de preparatoria no reciben información adecuada.

Al respecto, Ashly Riches mencionó que, “como jóvenes, merecemos conocimiento de nuestros cuerpos para que podamos tomar decisiones educadas sobre nuestras acciones. En este evento, aprendimos que todas las personas sexualmente activas necesitan hacerse la prueba de ITS al menos cada seis meses. El síntoma más común de una ITS no es ningún síntoma, así que la única forma de saberlo es a través de las pruebas”.

Esta actividad contó con la guía de la educadora de salud sexual de Planned Parenthood, Brenda Hernández, quien explicó la importancia de elegir un método de control de natalidad funcione para el cuerpo y estilo de vida de las personas.

“Obviamente, no todos son sexualmente activos, pero la comunicación abierta y un estilo de vida saludable son buenos hábitos para hacer”, finalizó Riches.

LO MÁS RECIENTE

You May Like