Activistas intentan detener fraudes de falsos juristas con afectados por TPS

Activistas proinmigrantes alertaron a la comunidad de inmigrantes afectados por la cancelación del Estatus de Protección Temporal (TPS) a que consulten especialistas en inmigración para no ser víctimas de fraude con el fin de renovar sus documentos.

“La gente que está confundida y temerosa es la más vulnerable a ser presa fácil de timadores y perder su dinero”, indicó a Efe Salvador Sanabria, director de la organización El Rescate.

El activista salvadoreño instó a buscar asistencia en los consulados de los países de origen, organizaciones sociales y abogados profesionales para renovar la última extensión de TPS.

Desde la oficina en Los Ángeles del presidente del senado californiano, Kevin de León, activistas de la Coalición por los Derechos Plenos de los Inmigrantes también hicieron el llamado a los en su día beneficiarios del TPS a buscar abogados expertos en inmigración.

Recientemente, el Departamento de Seguridad Nacional (DHS) anunció su decisión de poner fin al TPS otorgado en 2001 a los salvadoreños que estaban en Estados Unidos tras los devastadores terremotos de enero y febrero de ese año.

Esta medida dejará sin protección migratoria a más de 250.000 inmigrantes del país centroamericano a partir de septiembre de 2019, fecha para la que deberán haber abandonado el país si no han obtenido otra vía de regularización, pese a que la mayoría reside en la nación desde hace al menos 20 años.

“En Los Ángeles, en nuestras organizaciones, impartiremos talleres con abogados especialistas en inmigración”, declaró Sanabria e indicó que los fraudes “suelen venir de personas conocidas como ‘llena papeles’ o también de notarios”, advirtió el activista.

Otra opción segura, explicó, es buscar en internet abogados del estado donde residen los afectados. “Existe una lista de profesionales especializados en inmigración”, indicó Sanabria.

Por su parte, Cecilia Rodríguez, representante de la Asociación de Hondureños en Los Ángeles (AHLA), explicó a Efe que “mucha gente es víctima de fraude porque los que no son abogados cobran barato”.

“Pero lo barato podría salir tan caro que hasta podrían terminar deportados”, advirtió Rodríguez e instó a visitar las oficinas consulares de sus países de origen para mejor información.

“Para los hondureños es preocupante ver que el TPS se lo están cancelando a todos y están a la espera de escuchar en julio la misma decisión”, declaró Leoncio Velásquez, presidente de la organización Hondureños Unidos de Los Ángeles (HULA).

“Por eso a todos les aconsejamos que, además de renovar su TPS, averigüen por opciones de estadía con verdaderos abogados, y que exijan a los congresistas en Washington DC una residencia permanente”, apuntó.

Mientras que el TPS para más de 86.000 hondureños tiene validez hasta el 5 de julio de este año, el gobierno evaluará si lo extiende por más tiempo.

El TPS se creó en la presidencia de George H.W. Bush (1989-1993), cuando el Congreso estableció un procedimiento que permite al Gobierno otorgar, de manera extraordinaria, un permiso temporal de residencia y trabajo a los nacionales de países afectados por conflictos bélicos, epidemias o desastres naturales.

El Gobierno justifica la decisión de suspender este permiso de residencia y trabajo en que “ya no existen las condiciones originales causadas” por los sismos, la razón por la que se otorgó esta protección a un total de 263.282 salvadoreños hasta finales de 2016, según datos oficiales facilitados a Efe.

En 1998, el presidente Bill Clinton aprobó TPS para inmigrantes de Nicaragua y Honduras después de que las dos naciones fueron afectadas por el huracán Mitch.

El amparo migratorio para 5.000 nicaragüenses fue cancelado el pasado noviembre por el gobierno estadounidense y el documento es válido hasta el 5 de enero de 2019.

Add Event

You May Like