104°F
weather icon Clear

Acuerdo puede ser la “mejor oportunidad” para restaurar el Teatro Huntridge de Las Vegas

Cuando los equipos comenzaron a trabajar en el Teatro Huntridge en 1944, había grandes esperanzas para el lugar.

Establecería un nuevo estándar de “belleza moderna” y tendría características tales como un amplio vestíbulo, aire acondicionado y una “sala de maquillaje para las patrocinadoras”, indicaba un informe en ese momento.

Hoy, el local de Las Vegas está cerrado y deteriorado, con agujeros en las paredes y techos, una carpa rota, plumas de pájaros esparcidas por el escenario y, de manera regular, personas sin hogar afuera.

Como un lugar de entretenimiento una vez popular, el Huntridge ha estado cerrado y en mal estado durante algún tiempo, y múltiples planes de reactivación han ido y venido a lo largo de los años. En el último intento de dar vida a la estructura histórica, un desarrollador local está buscando comprar y rehabilitar el Huntridge, y un funcionario de la ciudad comentó que es la “mejor oportunidad que hemos tenido” para reabrir el teatro.

El Ayuntamiento de Las Vegas tiene previsto considerar los planes el 6 de noviembre para facilitar un acuerdo para que el fundador de Dapper Companies, J Dapper, compre el Huntridge, en la esquina sureste de Charleston Boulevard y Maryland Parkway, por cuatro millones de dólares. El abogado de la ciudad Brad Jerbic le dijo al Review-Journal que espera que Dapper pueda cerrar el trato dentro de seis meses.

Según una reciente presentación judicial, Dapper planea erigir un componente residencial en la propiedad, rehabilitar el teatro y tratar con operadores potenciales del lugar histórico.

Dapper y la vendedora Eli Mizrachi, cuya familia es propietaria del inmueble, no pudieron ser contactados para hacer comentarios.

“Puede ser casi cualquier cosa”

Es un comprador lógico. Dapper ha expresado interés en comprar el Huntridge antes y posee otros bienes inmuebles cercanos, incluido el Centro Comercial Huntridge en Maryland Parkway.

Siempre existe la posibilidad de que el acuerdo no se cumpla. Pero Jerbic, que tiene las llaves del edificio y le dio un recorrido al Review-Journal el jueves, destacó que esta es la “mejor oportunidad absoluta que hemos tenido hasta ahora para que Huntridge vuelva a funcionar”.

La directora ejecutiva de Nevada Preservation Foundation, Heidi Swank, una asambleísta que copatrocinó un proyecto de ley en 2017 para que el estado comprara el teatro, mencionó que Huntridge se puede salvar, ya que hay otros edificios en peor estado que se pudieron arreglar.

“Puede ser casi cualquier cosa”, dijo, y agregó que si “alguien puede hacer que esto funcione, probablemente sea J Dapper”.

El Huntridge necesita un estimado de seis millones de dólares en renovaciones, afirmó Jerbic. Como se ve en el recorrido, las paredes tienen marcas de yeso roto; los techos y las paredes tienen perforaciones, algunas de ellas abiertas; y filas de sillas grises de plástico llenan gran parte del piso del auditorio, frente a un escenario cubierto de plumas, basura, archivadores y otros artículos.

Jerbic también dijo que las personas sin hogar aparecen afuera “con bastante regularidad”.

Historia complicada

El establecimiento de la era de la Segunda Guerra Mundial está en los registros nacionales y estatales de lugares históricos. Según informes, mostró películas durante décadas y fue uno de los principales lugares de conciertos en la década de 1990, con actos con Sheryl Crow, Smashing Pumpkins, Beastie Boys y la banda local The Killers.

La familia Mizrachi adquirió el teatro en 2002 y lo cerró por renovaciones en 2004. Pero en medio de los crecientes costos de construcción, Eli Mizrachi declaró al año siguiente que él y el edificio estaban en un “limbo”.

En 2007, un proyecto de ley en la Asamblea de Nevada propuso gastar 8.5 millones de dólares para comprar y restaurar el Huntridge como un centro cultural y de artes escénicas; para 2008, Eli Mizrachi estaba discutiendo planes para convertirlo en un complejo de oficinas y tiendas; y en 2013, tres hombres de negocios del centro se unieron para comprar y renovar el teatro.

En el camino, el estado de Nevada demandó a Eli Mizrachi en 2014, alegando que su grupo había incumplido las disposiciones de la subvención al no pagar el trabajo de mantenimiento y al mantener el teatro cerrado durante años.

Las subvenciones se otorgaron inicialmente a propietarios anteriores, y el grupo de Mizrachi afirmó que la demanda era “un intento de extorsionar” más de un millón de dólares antes de que expiraran los convenios de financiación y se vendiera el edificio.

Resolvieron el caso en 2016, pero el estado presentó documentos judiciales en febrero alegando que los propietarios habían dejado que el teatro “cayera más” en mal estado.

La ciudad de Las Vegas presentó documentos judiciales el 24 de octubre para intervenir en el caso, que, según Jerbic, debe resolverse antes de que Dapper cierre la compra.

Don't miss the big stories. Like us on Facebook.
THE LATEST
Honran memoria de Ronaldo Cesa

Luego del incierto regreso a clases –cara a cara-, los estudiantes y personal administrativo, así como docentes de la escuela primaria C.C. Ronnow, se encontrarán con que el nombre de la cafetería del plantel llevará por nombre Ronaldo Cesa.

Se esperan grandes multitudes en el Strip para el 4 de julio

Pese a un fuerte aumento de los casos de COVID- 19 en Nevada, se espera que grandes multitudes de turistas visiten el Strip de Las Vegas este fin de semana del 4 de julio.