Acusarán por deserción al sargento Bowe Bergdahl

El sargento estadounidense Bowe Bergdahl, quien fue liberado en 2014 por los talibanes tras pasar cinco años secuestrado en Afganistán, será acusado de deserción, según altos cargos de Defensa consultados por la cadena NBC.

Pese a esto, un portavoz del Pentágono aseguró que el Ejército aún estudia el caso y negó que ya se haya tomado una decisión sobre si se presenta o no una acusación contra Bergdahl.

Los cargos podrían presentarse en una semana y se basarán en las alegaciones de que el sargento abandonó su puesto en un lugar remoto en junio de 2009 para evitar tener que realizar misiones complicadas, algo que es susceptible de ser considerado deserción en virtud del Código Militar de Justicia (UCMJ).

De acuerdo con un alto cargo, las acciones de Bergdahl van más allá del delito menos grave de ausencia sin permiso, ya que presuntamente abandonó su puesto “en medio de una zona de combate, poniendo potencialmente en peligro la vida de sus compañeros”. No obstante, Bergdahl no será acusado de marcharse con la intención de no regresar jamás.

Varios compañeros de la unidad en la que sirvió Bergdahl en Afganistán le han acusado de abandonar su puesto voluntariamente y ser responsable indirecto de muertes ocurridas durante las operaciones de búsqueda.

El sargento fue presuntamente capturado por la Red Haqqani, un grupo terrorista islamista de Pakistán, y su liberación en mayo pasado se enmarcó en un intercambio por cinco comandantes talibán que estaban retenidos en Guantánamo.

De ser juzgado por una corte marcial, el militar podría ser encarcelado, pero las fuentes consultadas por NBC creen que lo más probable es que se tengan en cuenta los cinco años de cautiverio y se le permita abandonar el Ejército con una baja sin honores.

De aceptar este acuerdo, a Bergdahl se le denegarían más de 300.000 dólares en pagos atrasados y bonos, y se reduciría su rango a soldado de primera clase, el rango que tenía cuando desapareció.

LO MÁS RECIENTE
Add Event

You May Like