Advierten sobre la violencia familiar

La organización Hermandad Mexicana impartió un taller sobre violencia doméstica, con el fin de alertar a hombres y mujeres sobre este flagelo que desafortunadamente cada día cobra un mayor número de víctimas. Recursos sobre prevención y apoyo para salir de este círculo fueron el enfoque principal del evento.

En Estados Unidos, la violencia doméstica es un delito. Y la ley protege, ampara y ofrece recursos para los inmigrantes que son víctimas de este crimen, cualquiera que sea su estatus legal: residentes permanentes, personas con visas temporales, visitantes e indocumentados.

Dentro del público asistente se encontraba Verónica, víctima de violencia familiar que un momento llegó a pensar que la situación que vivía era algo normal en la forma de ser del victimario.

“Yo viví con una persona muy posesiva, celosa extremadamente, me controlaba hasta cuando iba a la tienda, me llamaba ¿ya vienes, de verdad fuiste a la tienda?”, relató la víctima.

Los ojos de Verónica se llenaron de lágrimas al continuar con su testimonio.

“Al principio pensé que era su forma de ser, pero luego me empezó a golpear y yo con tal de seguir con mi familia unida lo aguantaba; además pensé que no tenía otra opción. Llegó el momento en que me di a respetar y le decía que ¡no!, eso me resultó peor ya que me golpeaba más fuerte”.

“Quise huir pero en respuesta me amarró con cinta gris, y hasta que le dije que lo amaba y nunca lo dejaría; me soltó. De esa forma lograba calmarlo un poco, para ese entonces ya me había quitado el celular y me dijo: “prefiero matarte que verte con alguien más”, reveló.

Verónica no pidió ayuda ni confesaba su situación, fue hasta que la policía allanó su casa en busca de drogas, que resultó ser el negocio de su pareja. Verónica fue deportada a México con los mismos cargos por vivir en esa casa. Hermandad Mexicana se enteró del caso y fue que intervinieron en su auxilio.

Actualmente, Verónica espera la aprobación de su visa U, que significa una luz en su camino para poder estar legalmente en este país y seguir a cargo de sus hijos.

La directora de Hermandad Mexicana, Luz Marina Mosquera aseveró que, “No hay que esperar a que llegué a un crimen. Verónica fue deportada, estuvo en la cárcel con cargos de secuestro y vender drogas. Se demostró al juez que no era criminal, sino una víctima, fue difícil pero se ganó el caso, y ahora está en proceso su visa U”.

Por su parte el oficial de la Policía de Metro, José Hernández, aconsejó a las personas que atendieron el taller que, “Sí está en una situación de violencia doméstica llame a la policía, no importa su condición migratoria, hay que tener el valor de salirse de esta situación. Si va en la etapa de ofensas verbales está a tiempo de detener todo”.

Hernández explicó que violencia doméstica no solamente es entre matrimonios, puede ser de padre a hijos o viceversa, entre un inquilino de una recámara y el dueño.

Prácticamente cualquier tipo de relación bajo el mismo techo, solamente se puede abrir un caso si hay agresiones físicas y la tercera vez que una persona sea detenida por esto ya es felonía.

Si usted desea mayor información o desea salir de la violencia doméstica puede llamar a las siguientes organizaciones donde lo ayudaran de manera gratuita.

• Hermandad Mexicana,

702-598-0052

• Safe Nest,

702-646-4981

• Rape Crisis Center,

702-385-2153

LO MÁS RECIENTE
Add Event

You May Like