88°F
weather icon Partly Cloudy

Afirma la SPCA de Las Vegas que la presidenta expulsada no ha entregado información de la organización

El único refugio de animales del sur de Nevada que no mata está demandando a su presidenta derrocada por presuntamente negarse a entregar información importante de cuenta a la nueva administración de la organización, según documentos judiciales.

La demanda, presentada el mes pasado ante el Tribunal de Distrito, acusa a Kathlene Jung, ex presidenta de la Sociedad de Nevada para la Prevención de la Crueldad Animal (SPCA, por su sigla en inglés), de “afectar los derechos de propiedad de la SPCA de Nevada” al negarse a entregar información de la cuenta de correo electrónico de la organización en “múltiples ocasiones”.

La cuenta de correo electrónico de Nevada SPCA contiene productos de trabajo, registros de donantes, registros de recaudación de fondos y otra información vital de la cuenta, incluidos los inicios de sesión en Amazon.com y otros proveedores, “y, por lo tanto, es esencial que estos datos y contenido se conserven y sean devueltos a Nevada SPCA”, dicta la demanda.

También declaró que el uso continuo de la cuenta por parte de Jung “causará un daño irreparable a la reputación y la buena voluntad de la SPCA de Nevada” y “crea una falsa impresión de que la señora Jung todavía está afiliada y tiene autoridad en nombre de Nevada SPCA”.

La información de la cuenta de correo electrónico se le entregó a Jung cuando asumió la presidencia en enero de 2018, y “sin que la SPCA de Nevada lo supiera, la señora Jung cambió la contraseña de la cuenta”, acorde a la denuncia.

Contactada por teléfono el lunes para comentar sobre la queja, Jung le notificó al Review-Journal: “No me han informado de nada, no puedo comentar ahora ya que no la he visto”.

Jung fue objeto de escrutinio en marzo, cuando la abogada de Las Vegas y ex miembro de la junta, Tina Walls, presentó una queja ante la oficina del fiscal general del estado acusándola de gastar fondos del refugio para uso personal, según los registros obtenidos por el Review-Journal.

Jung y toda su junta renunciaron al mes siguiente después de decidir entregar las operaciones del refugio a Red Humane Network con sede en Reno.

Piden que el Fiscal General investigue

El comisionado del Condado de Clark, Michael Naft, también le solicitó al Fiscal General del Estado, Aaron Ford, que investigara las acusaciones de malversación de fondos en el refugio ubicado en 4800 W. Dewey Drive, cerca de Decatur Boulevard y Russell Road.

En su queja, Walls escribió que mientras revisaba los registros financieros de la agencia después de ser elegida para la junta en febrero, rápidamente “se alarmó por la lista de gastos no relacionados con animales”.

Acusó a Jung de gastar más de 148 mil dólares en una tarjeta de débito de la SPCA de Nevada el año pasado, y señaló que el gasto en comidas y entretenimiento había aumentado en “más del tres mil por ciento” desde 2018, según la denuncia.

En ese momento, Jung declaró en un comunicado que la queja “fue generada por un descontento ex miembro de la junta”.

Los registros judiciales muestran que Jung también fue acusada de malversación de fondos en 2004, cuando trabajaba como controladora de Budget Rent A Car en Las Vegas.

Ella había estado convirtiendo cheques de la compañía en cheques de caja, luego usando los fondos para pagar préstamos personales y facturas de tarjetas de crédito, según una denuncia penal.

Jung se declaró culpable en 2005 de un delito menor de intento de robo y fue sentenciada a libertad condicional, según los registros. Un juez también le ordenó pagar 285 mil dólares en restitución.

Una portavoz de la ASPCA nacional declinó hacer comentarios el martes, afirmando que la organización nacional es independiente de las SPCA y las sociedades humanas en todo el país.

La oficina del fiscal general se negó a confirmar la existencia de una investigación sobre las acciones de Jung en la SPCA de Nevada, pero la demanda establece que una se está llevando a cabo.

Disminución de donaciones

El consultor de Humane Network, Mark Robison, le informó al Review-Journal el martes que las acusaciones contra Jung han resultado en una caída significativa en las grandes donaciones.

Sin embargo, agregó que el refugio aún ha logrado acoger animales y ha adoptado casi 300 perros, gatos, conejos, hámsters y cuyos en los últimos dos meses.

“Acabamos de recibir un gran apoyo de la comunidad y ellos pueden ver y sentir la diferencia en el refugio”, determinó.

Los esfuerzos de recaudación de fondos se suspendieron hasta que se anuncie una nueva junta y un nuevo presidente en las próximas semanas y se haya completado una investigación interna.

Todos los candidatos a la junta han sido investigados, y los encargados de las finanzas han pasado por una verificación de antecedentes penales, indicó Robison.

“Creo que antes no lo hacían, ya que habrían descubierto el registro criminal de Kathy si hubieran hecho una verificación de antecedentes”, opinó.

El siguiente paso, anunció el abogado de Nevada SPCA, Michael Infuso, es recuperar el control del correo electrónico y otras cuentas.

“No puedo decir que (Jung) lo esté usando de una manera inapropiada, pero nos preocupa que pueda ser así. El punto es que la dirección de correo electrónico es propiedad de la compañía y existen otros riesgos, especialmente dadas las circunstancias”, advirtió Infuso.

La demanda busca una orden judicial preliminar y permanente que requiera que Jung entregue la posesión de las cuentas y conserve el contenido asociado con ella, una declaración de que la SPCA de Nevada es el titular de la cuenta legítimo, así como daños por más de 15 mil dólares y honorarios de abogados más costos de tribunales.

Don't miss the big stories. Like us on Facebook.