109°F
weather icon Clear

Afirma Pompeo que EE.UU. podría tener como blanco a más líderes iraníes si Irán toma represalias

WASHINGTON — El ejército estadounidense podría atacar a más líderes iraníes si la República Islámica toma represalias por el asesinato del general más poderoso de Teherán por parte de la administración Trump la semana pasada, atacando a los americanos o a sus intereses, advirtió el domingo el Secretario de Estado, Mike Pompeo.

Mientras Pompeo realizaba una ronda de entrevistas televisivas para explicar la decisión del presidente Donald Trump de atacar al general iraní Qassem Soleimani, las repercusiones de ese ataque se hicieron sentir: El Parlamento iraquí pidió que las cinco mil 200 fuerzas estadounidenses en el país se retiraran; la coalición militar estadounidense en Bagdad suspendió el entrenamiento de las fuerzas iraquíes para concentrarse en la defensa de las tropas de la coalición; y en Beirut, el jefe del Hezbolá libanés indicó que las tropas estadounidenses en todo Medio Oriente son blancos justos para las represalias.

Incluso un aliado de Trump, el senador Lindsey Graham, republicano por Carolina del Sur, dijo que la medida de los legisladores iraquíes era “un poco preocupante”.

En Teherán, la televisión estatal iraní informó que el país ya no cumplirá ningún límite del acuerdo nuclear de 2015 que firmó con Estados Unidos y otras potencias mundiales. Trump retiró a Estados Unidos del acuerdo en 2018 e intensificó las sanciones económicas sobre Teherán, acciones que aceleraron un ciclo de hostilidades que llevaron a la matanza de Soleimani.

El Departamento de Estado no hizo ningún comentario inmediato sobre el supuesto abandono del acuerdo nuclear por parte de Irán, una medida que mantiene la perspectiva de que Irán acelere su producción de materiales para un arma nuclear.

Los demócratas del Congreso se quejaron de que la administración no consultó con los líderes legislativos antes de llevar a cabo el ataque con drones el viernes contra Soleimani, y la Casa Blanca se enfrentó a un aluvión de preguntas sobre la legalidad del asesinato. Pompeo respondió que la administración habría sido “culpablemente negligente” en su deber de proteger a los Estados Unidos si no hubiera asesinado a Soleimani, aunque no proporcionó pruebas de sus anteriores afirmaciones de que Soleimani estaba planeando ataques inminentes contra los estadounidenses.

En lugar de argumentar que un ataque era inminente, Pompeo aseveró que era inevitable.

“Lo vimos continuar activamente construyendo lo que iba a ser un ataque significativo, eso es lo que creímos, y tomamos la decisión correcta”, afirmó, añadiendo más tarde: “Continuamos preparándonos para lo que sea que el régimen iraní pueda poner frente a nosotros en los próximos 10 minutos, en los próximos 10 días y en las próximas 10 semanas”.

Los demócratas del Congreso se mostraron escépticos.

“Me preocupa que las acciones del presidente nos lleven a lo que él llama otra guerra interminable en el Medio Oriente, prometió que no tendríamos eso”, apuntó Chuck Schumer de Nueva York, el principal demócrata del Senado.

Schumer señaló que Trump carece de la autoridad para comprometerse militarmente con Irán y que el Congreso necesita una nueva resolución de poderes de guerra “para ser un control sobre este presidente”. A lo que Pompeo contestó: “Tenemos toda la autoridad necesaria para hacer lo que hemos hecho hasta ahora”.

El senador Mark Warner, demócrata por Virginia, dijo que la administración violó la Constitución al no consultar con el Congreso por adelantado.

“También es importante porque, número uno, potencialmente se consigue que los miembros del Congreso se preparen por adelantado, y dos, pueden hacer esa pregunta difícil que no se hace en un grupo insular”, explicó Warner.

El personal del Congreso recibió sus primeras sesiones informativas de la administración el viernes, y se espera que se le notifique a los miembros esta semana.

Pompeo apareció en seis programas de noticias mientras que Trump guardó silencio el último día de su descanso festivo en Florida. Las apariciones del diplomático estadounidense de más alto nivel parecían tener como objetivo disuadir a Irán de lanzar una importante represalia por el asesinato de Soleimani. Los iraníes han dicho que Estados Unidos debe esperar una respuesta fuerte. Tienen una gama de opciones, desde ciberataques hasta ataques militares.

No estaba claro si la administración intentaría una comunicación escondida con Irán en busca de su objetivo declarado de “minimizar” las tensiones. El general retirado David Petraeus, ex director de la CIA y ex comandante de las fuerzas estadounidenses en Irak, dijo que cree que la administración necesita una estrategia para reducir las posibilidades de una total guerra.

Creo que la verdadera pregunta para Estados Unidos es si habrá una iniciativa diplomática que diga: “OK, miren, esto no va en buena dirección, realmente queremos minimizar tensiones. Todo el mundo va a perder si esto sigue aumentando. ¿Podemos sentarnos a hablar?”, ejemplificó Petraeus.

Pompeo no quiso decir si había intentado comunicarse con Irán desde el viernes. Hizo hincapié en la resolución de Estados Unidos de hacer responsable a Irán de sus intervenciones en Irak, Siria y otros lugares del Medio Oriente.

Pompeo comentó que la administración Obama había tratado de “desafiar y atacar a todos los que andaban por ahí con una AK-47 o una pieza de artillería. Hemos hecho un enfoque muy diferente. Le hemos dicho al régimen iraní: ‘Ya basta, no puedes salirte con la tuya usando fuerzas de poder y pensar que tu patria estará a salvo y segura, vamos a responder contra los verdaderos responsables de la toma de decisiones, las personas que están causando esta amenaza desde la República Islámica de Irán”.

Advirtió que el costo para Irán si utiliza fuerzas de poder para atacar objetivos estadounidenses se reducirá no sólo a esos representantes, que están presentes en Irak, Siria, Yemen, Líbano y otros lugares, “serán asumidos por Irán y su propio liderazgo”, aseguró Pompeo. “Esas son cosas importantes que el liderazgo iraní necesita tener en mente mientras toma su próxima decisión”.

Pompeo se mostró cuidadoso en torno a responder las preguntas sobre el tuit del sábado de Trump que amenazaba con atacar los sitios culturales iraníes, una acción militar que probablemente sería ilegal bajo las leyes del conflicto armado y el acta constitutiva de la ONU.

Trump escribió que si Irán atacara “cualquier estadounidense, o bienes estadounidenses, hemos puesto en la mira 52 sitios iraníes (que representan los 52 rehenes estadounidenses tomados por Irán hace muchos años), algunos a un nivel muy alto e importante para Irán y la cultura iraní, y esos blancos, y el propio Irán, serán atacados MUY RÁPIDA Y DURAMENTE”.

Pompeo mencionó que cualquier ataque militar estadounidense dentro de Irán sería legal.

“Nos comportaremos acorde dentro del sistema”, manifestó Pompeo. “Siempre lo hemos hecho y siempre lo haremos”.

Un funcionario de seguridad nacional comentó que la amenaza de Trump tomó desprevenidos a muchos en la administración y provocó llamados a otros en el gobierno, incluyendo a Pompeo, para que aclararan el asunto. El funcionario, quien no estaba autorizado a hablar públicamente sobre el tema, agregó que era necesario aclarar el asunto para afirmar que las fuerzas armadas estadounidenses no cometerían intencionalmente crímenes de guerra.

Oona Hathaway, profesora de derecho internacional en Yale y ex funcionaria de leyes de seguridad nacional en la oficina jurídica del Departamento de Defensa, destacó en una entrevista que la amenaza de Trump equivalía a “una promesa bastante clara de cometer un crimen de guerra”. Argumentó que es probable que el asesinato de Soleimani también fuera ilegal porque la administración no ha demostrado que la amenaza que representaba fuera inminente en el sentido de que era tan urgente que era necesario tomar medidas sin consultar al Congreso.

Citó problemas legales con ambas amenazas del sábado de Trump, la amenaza de atacar 52 objetivos en Irán por razones simbólicas, y la amenaza de atacar sitios culturales iraníes. Ambas, dijo, serían crímenes de guerra: el ataque a 52 sitios porque Trump lo justifica por razones simbólicas de retribución por la toma de rehenes en Irán durante 40 años, y el ataque a sitios culturales porque sería ilegal según la Convención Hague de 1954 para la protección de los sitios culturales.

El principal vocero del Pentágono, Jonathan Hoffman, remitió a la Casa Blanca preguntas sobre el tuit de Trump.

Algunos de los demócratas que se presentaron para desafiar a Trump en noviembre cuestionaron si tenía un plan a largo plazo contra el Medio Oriente.

“Cuando se trata del Medio Oriente, hay que pensar en el siguiente y el siguiente y el siguiente movimiento. Esto no es un juego de damas chinas, y no estoy seguro de que ninguno de nosotros crea realmente que este presidente y la gente a su alrededor estén realmente pensando en todas las consecuencias de lo que podría suceder a continuación”, recalcó Pete Buttigieg, el ex alcalde de South Bend, Indiana.

Y la senadora de Massachusetts, Elizabeth Warren, miembro del jurado en el próximo juicio político de Trump, se preguntó sobre el momento del ataque al general iraní.

“Creo que la pregunta que la gente razonablemente se hace es: ‘La próxima semana, Donald Trump se enfrenta al inicio potencial de un juicio político. ¿Y por qué ahora? Creo que la gente está empezando a preguntarse: ‘¿Por qué hizo esto ahora? ¿Por qué no lo aplazó? Y la razón por la que es tan peligroso es porque nos está llevando justo al borde de una guerra”, concluyó.

Pompeo apareció en “This Week” de ABC, “State of the Union” de CNN, “Meet the Press” de NBC, “Face the Nation” de CBS, “Fox News Sunday” y “Sunday Morning Futures” de Fox News Channel. Schumer estuvo en ABC, Warner y Warren en NBC, Petraeus en CBS, Buttigieg en CNN y Graham en Fox News Channel.

Don't miss the big stories. Like us on Facebook.
THE LATEST
Cierra sus puertas el ISO-Q

El Complejo de Aislamiento y Cuarentena del Condado Clark / Ayuntamiento de Las Vegas (ISO-Q) localizado en el estacionamiento del Cashman Center cerró formalmente sus puertas.

 
Principales demócratas del Condado Clark renuncian a medida que progresistas ganan terreno

Varios líderes clave dentro del Partido Demócrata del Condado Clark, incluida la presidenta Donna West y un puñado de jefes de juntas y comités ejecutivos, han renunciado, ya que el liderazgo progresista tanto dentro del condado como del estado ha aumentado en los últimos meses.

El proyecto de ley de gastos de la Cámara de Representantes prohibe pruebas de armas nucleares

Un proyecto de ley de gastos de la Cámara de Representantes para el Departamento de Energía incluye un lenguaje legislativo introducido en el proyecto por la representante Dina Titus que evitaría que la administración de Trump reanudara las pruebas de armas nucleares en Nevada.

Grandes recortes y posibles aumentos de impuestos previstos

El Gobernador Steve Sisolak no descartará posibles aumentos de impuestos durante una sesión legislativa especial como forma de abordar un agujero presupuestario que se proyecta que exceda los 1.2 mmdd.

Precios de casas en Las Vegas establecen récord en junio

El precio promedio de venta de casas unifamiliares de propiedad previa alcanzó un récord de 325 mil dólares el mes pasado, un 3.2 por ciento más que en mayo y un 6.9 por ciento a partir de junio de 2019.

Obtienen negocios de Nevada cerca de 6 mmdd en préstamos federales

Más de 42 mil empresas de Nevada recibieron préstamos para pequeñas empresas relacionadas con la pandemia que oscilaban entre unos pocos dólares y hasta 10 millones de dólares.

Impacta el COVID-19 a detenidos

La cifra de contagio entre la población carcelaria va en aumento. Un ciudadano que espera su audiencia ante las autoridades de migración, detenido en el Centro de Detenciones del Sur de Nevada, comúnmente conocida, como la “cárcel de migración de Pahrump”, localizada en el condado Nye, compartió la incertidumbre que enfrenta cada día en su insolación.