Alcanzan maestros del Distrito Escolar del Condado de Clark un trato de 3 años

El Distrito Escolar del Condado de Clark y el sindicato de maestros alcanzaron un acuerdo de tres años, poniendo fin a una larga y polémica batalla que condujo al arbitraje y una apelación judicial del distrito.

El acuerdo, anunciado por los fideicomisarios en una reunión de la junta escolar el jueves, durará hasta el año escolar 2020-21. Es el contrato más largo alcanzado entre las dos partes en al menos una década.

El distrito acordó pagar la cantidad solicitada en la reciente decisión de arbitraje, que incluye $51 millones para proporcionar incrementos escalonados para los salarios y mayores contribuciones de atención médica para contratos de personal con licencia en los años escolares 2017-18 y 2018-19, y $17 millones para financiar el primer año de implementación del Sistema de Crecimiento Profesional.

“Resolver esta preocupación ha sido una de mis prioridades principales para construir la moral de los maestros”, señaló el nuevo superintendente Jesús Jara en un comunicado. “Valoramos el arduo trabajo de nuestros maestros de aula. Son el factor más crítico para mejorar el rendimiento estudiantil”.

Reacción rápida

Los funcionarios del sindicato afirmaron que estaban satisfechos con el acuerdo.

“El Superintendente Jara y la Junta de Fideicomisarios del CCSD han demostrado su compromiso de resolver los problemas, y lo apreciamos”, argumentó Vikki Courtney, presidenta de la Asociación de Educación del Condado de Clark, en un comunicado. “Garantizar que nuestras escuelas cuenten con los fondos adecuados y que los educadores reciban el salario que han ganado y merecen para siempre sigue siendo nuestra principal prioridad”.

El maestro de Rancho High School, Robert Cowles, quien estaba en la reunión del jueves, se mostró complacido de ver la colaboración entre las dos unidades, expresó, pero tenía preocupaciones.

“Me alegra que lleguemos a algún lado y vamos a trabajar juntos”, agregó. “Siento curiosidad por lo que perdimos en el proceso. Tengo curiosidad sobre lo que perdimos como maestros”.

Detalles del acuerdo

Los miembros de la asociación y los fideicomisarios todavía deben ratificar el acuerdo.

El sindicato planea una reunión de miembros el próximo jueves para presentar el acuerdo de ratificación, que el sindicato recomienda. Todos los miembros que pagan sus cuotas son elegibles para votar.

El acuerdo afecta a todos los maestros en el distrito, incluso aquellos que no son miembros del sindicato.

El aumento del paso de maestros en el cronograma salarial será retroactivo al 1 de junio. La contribución de $50 por mes, por empleado, al fondo de asistencia médica del distrito será retroactiva al 1 de julio de 2017, si el acuerdo se ratifica.

Todos los maestros con licencia deben esperar ver el aumento de paso, aproximadamente mil 351 dólares, dentro de los 30 días de la aprobación final. Se realizará un pago al Teachers Health Trust en el mismo período de tiempo.

Alrededor de 2 mil 500 maestros que se verán afectados por el Sistema de Crecimiento Profesional verán el aumento del paso, así como un aumento de aproximadamente $5 mil 500 para completar el plan de crecimiento.

La junta escolar votará el acuerdo el 20 de septiembre.

Previsto desde hace tiempo

En abril, después de que el distrito y el sindicato de maestros habían llegado a un punto muerto en las negociaciones contractuales, un árbitro emitió una decisión a favor del sindicato de maestros.

Menos de una semana después, el distrito apeló el arbitraje, citando la incapacidad de pagar.

Mientras el distrito estaba apelando el laudo arbitral, las escuelas recibieron instrucciones de reabrir sus presupuestos antes del año 2018-19 e hicieron recortes por estudiante. En algunos casos, los recortes fueron drásticos y llevaron a un aumento en el tamaño de las clases, aunque los directores informaron que intentaron hacer recortes que tendrían el menor efecto en los estudiantes.

En agosto, un juez del tribunal de distrito confirmó la decisión del árbitro, afirmando que el distrito no pudo demostrar que no pudo pagar el laudo del árbitro.

El mismo día, se reveló que el distrito escolar había hecho una oferta para darles a los cinco sindicatos (maestros, administradores, personal de apoyo, oficiales de policía y administradores de policía) una bonificación única del 3 por ciento mientras el juez del tribunal de distrito estaba considerando el caso. La oferta se hizo en un esfuerzo por cerrar todas las negociaciones abiertas y comenzar con listas limpias que avanzan.

El distrito destacó que no sería probable que se pagaran tanto el premio del arbitraje como la oferta de una sola vez. A principios de agosto, al menos dos sindicatos informaron al Review-Journal que no estaban interesados en la oferta de una sola vez.

El anuncio del jueves termina la saga.

Hacia adelante

Las dos partes también declararon que acordaron trabajar juntas durante la sesión legislativa de 2019 para presionar por un mayor financiamiento para los docentes.

“Es hora de poner fin a este capítulo, avanzar en la construcción de una mejor relación con el CCSD y asegurar más fondos para nuestros estudiantes, escuelas y salarios y beneficios de los educadores”, determinó el sindicato a los maestros en un correo electrónico.

En un comunicado, Jara mencionó que le gustaría ver dinero para mejorar las proporciones de tamaño de clase para los maestros, que según un estudio reciente fue el peor en la nación, y para mejorar la moral de los empleados en todo el distrito.

El sindicato tiene objetivos similares, aseguró John Vellardita, el director ejecutivo.”Este acuerdo esencialmente vincula a las partes para que trabajen de manera colaborativa y estratégica para asegurar fondos adicionales”, concluyó.

LO MÁS RECIENTE
Add Event

You May Like