Alerta de sequía

Con el objetivo de informar a la comunidad sobre la importancia de conservar el agua para evitar una drástica sequía a futuro en el ‘Estado de Plata’, la Fundación Acceso Hispano y la organización Nuestro Río, realizaron un evento para proyectar un documental sobre el río Colorado, el cual concluyó con un foro de diálogo encabezado por representantes de distintas organizaciones ambientalistas.

“Presentamos una coalición que se llama Nuestro Río, son líderes latinos elegidos y comunitarios que tenemos como interés principal informar a nuestra comunidad sobre el agua y el río Colorado, el agua es vida y es sumamente importante para nuestras comunidades actuales y futuras”, comentó la presidenta de la Fundación Acceso Hispano, Maite Arce.

De acuerdo con la información expuesta durante el evento, el río Colorado suministra el 90 por ciento del agua potable del Sur de Nevada y presta servicios a más de 40 millones de estadounidenses, además de servir como vitalidad cultural y económica para muchas comunidades latinas en todo el suroeste. No obstante, para este 2017 el río Colorado fue nombrado el río más amenazado en Estados Unidos.

“No estamos bien, debemos estar preocupados, en Nevada estamos viendo que baja el nivel del agua, ¿qué está pasando?, no era así hace unos años, nos preguntamos cuál va a ser ese impacto en nuestra familia y comunidad. Soy originaria de México, recuerdo que de niña no salía el agua del baño como ahora, no me podía bañar, teníamos que comprar agua, llenar tinas y calentar el agua; eso podría pasar nuevamente si se nos acaba el agua, se acaban los trabajos en el campo y agricultura, el crecimiento de la verdura y lo práctico de estar en casa teniendo el agua disponible”, acotó Arce.

Durante el evento se proyectó el documental ‘Leche y Miel’, el cual muestra la historia de un grupo de campesinos hispanos de Yuma, Arizona que cultivan las verduras de invierno de la nación y que han desarrollado una profunda conexión espiritual con el río que representa su medio de vida.

Respecto al documental, el representante de la organización Sierra Club, Christian Gerlach, mencionó que, “impacta mucho, ayuda a hacer la conexión de nosotros como latinos con el río Colorado, es el río que sostiene la vida por todo el sureste de Estados Unidos, sin ello no tuviéramos el agua, ojalá pueda ayudar a mucha gente a analizar el peligro que corre.

Estamos emitiendo mucho carbón y monóxido, cambiando la composición de la atmósfera y provocando que el efecto de gases haga el planeta más caliente. Cuando sube la temperatura, sube el nivel del paso en que el agua se evapora, aún cuando también tenemos el Lago Mead, los dos están evaporándose rápidamente. Aunque tenemos ciertos años que si ha llegado un poco de agua, las altas temperaturas gastan el agua de manera alarmante”.

Gerlach dijo que se necesita un método nuevo para preservar el agua en el estado y puso como ejemplo no tratar de sustraer agua de las cuencas hidráulicas de otros valles, ya que eventualmente ese líquido vital llegará al Sur de Nevada por debajo de la tierra, conducto que evapora menos que sobre el Lago Mead.

“Nosotros podemos comprar regaderas de baño que utilizan bajos niveles de agua, en lugar de gastar cinco galones al minuto, se gasta solo uno al bañarse. Aunque en el Sur de Nevada reciclamos el agua, un 15 por ciento se pierde por salirse del sistema de pipas que tenemos o se evapora. Debemos pensar diariamente en qué estamos utilizando el agua, y como podemos lograr un ahorro significativo, como por ejemplo, cambiando el pasto por vegetación endémica”, sentenció Gerlach.

Además, el representante de Sierra Club hizo un llamado a los funcionarios públicos para prestar más atención a esta situación. “Sin el apoyo de los funcionarios no vamos a cumplir nada, tienen que asegurar que todos los grupos traten de salvar lo más posible de agua, incluso los granjeros, municipales e industrias. Si no comenzamos a ahorrar agua de inmediato, se va a hacer más grande el problema”.

Al término del documental se llevó a cabo una mesa redonda donde participó Maite Arce (Fundación Acceso Hispano), Omar Saucedo (Autoridad del Agua del Sur de Nevada), Al Martínez (HECHO) y el director de Chispa Nevada, Rudy Zamora, quien aseguró que una de las causas de la sequía es el cambio climático.

“Lo vemos por el cambio climático, el poco recurso que tenemos debemos separarlo en estados como California, Nevada y Arizona. En Nevada vemos que la poca agua que hay, se está evaporando con el calor.

Con la sequía podemos ver que la vegetación y áreas naturales que usan el agua se pueden empezar a morir, en Nevada tenemos el desierto más caliente del país y solo tenemos ciertas reservas de agua naturales. Nevada es uno de los pocos estados que toma cuatro pulgadas de agua cada año, no es suficiente para conservar el medio ambiente o conservar las plantas y animales que viven en ciertas áreas del desierto”, agregó Zamora.

El director de Chispa Nevada finalizó exhortando a la comunidad a no regar sus plantas y jardines diariamente ni durante las horas del día que se registra más calor, ya que el agua no ayuda a la vegetación, puesto que se evapora casi al instante en que toca la tierra.

LO MÁS RECIENTE
Eventos

You May Like