Alguacil del Condado de Nye afirma que no hará cumplir la nueva ley de armas de Nevada

CARSON CITY — El proyecto de ley destinado a implementar la verificación de antecedentes de Nevada podría firmarse, pero la lucha está lejos de terminar.

En las últimas semanas, los alguaciles de los condados de Nye, Pershing y Eureka han indicado que no tienen la intención de hacer cumplir las verificaciones de antecedentes una vez que entren en vigencia el próximo año, argumentando que violan la Segunda Enmienda de la Constitución de los Estados Unidos.

Algunos condados rurales, como Eureka, Lyon, Douglas y White Pine, están considerando declararse santuarios de la Segunda Enmienda en respuesta a la aprobación del Proyecto de Ley del Senado 143, que requeriría una verificación de antecedentes sobre las ventas y transferencias privadas de armas de fuego e implementar la medida de verificación de antecedentes que fue Aprobado por los votantes en 2016.

“Para mí, esta legislación sobre armas de fuego es una declaración política y como tal, está en conflicto directo con los derechos delineados de la Segunda Enmienda”, escribió la Alguacil del Condado de Nye, Sharon Wehrly, en una carta enviada el jueves al Gobernador Steve Sisolak.

Wehrly, la última alguacil rural de Nevada que expresó su disgusto con el proyecto de ley, comparó la legislación con las medidas de control de armas aplicadas en la Alemania nazi anterior a la Segunda Guerra Mundial y Adolf Hitler y dijo que la historia “parece repetirse en los Estados Unidos.”

La analogía es un punto de conversación familiar creado por los oponentes del control de armas, aunque se basa en hechos poco concretos, según el sitio web de verificación de hechos PolitiFact.

Wehrly, quien encabezó titulares el año pasado luego de dejar su arma en el baño de un casino, también acusó a los políticos de usar disparos masivos en los Estados Unidos para presionar por leyes que impiden que las personas compren armas, y prometió no hacer cumplir la ley estatal una vez que entre en vigencia el 2 de enero.

“No participaré en la aplicación de esta nueva ley y ciertamente no me quedaré en silencio, mientras que mis ciudadanos se convierten en criminales debido a las acciones inconstitucionales de políticos equivocados que, en su mayor parte, están tratando de hacer lo correcto”, escribió.

Sisolak, en una declaración emitida el jueves por la tarde, detalló que estaba al tanto de las cartas de los alguaciles.

“Si bien la ley no entrará en vigencia hasta enero de 2020, espero trabajar con el Fiscal General Aaron Ford y la policía local en los próximos meses para revisar formas de hacer cumplir esta ley, como es el caso con todas las demás leyes de Nevada que los oficiales elegidos han jurado defender”, declaró Sisolak.

Para aquellos condados que desean convertirse en santuarios de la Segunda Enmienda, es probable que se topen con los mismos problemas que tuvieron en Las Vegas y el Condado de Clark cuando intentaron prohibir las existencias de automatizadores tras el tiroteo del festival Route 91 Harvest.

La Legislatura en 2015 aprobó una ley que pone el control sobre armas de fuego, accesorios y municiones en el “dominio exclusivo de la Legislatura” y hace que cualquier ley, norma u ordenanza “por el contrario quede nula y sin efecto”.

El fiscal general Aaron Ford, un demócrata, señaló esa ley en un comunicado el jueves.

“Como el principal oficial de policía de Nevada, tengo la obligación constitucional de respetar las leyes del estado, eso incluye una ley aprobada en 2015 por el entonces líder de la mayoría en el Senado, el republicano Michael Roberson, para evitar que los condados aprueben sus propias ordenanzas que entraron en conflicto con las leyes estatales sobre armas de fuego. El gobernador republicano Sandoval promulgó este proyecto de ley”, indicó Ford en el comunicado. “El mes pasado, la Legislatura de Nevada aprobó una ley similar que cerró la laguna de la verificación de antecedentes. Esa ley entrará en vigencia en enero de 2020. Entre ahora y la fecha de entrada de vigor, espero sentarme con los alguaciles y otros funcionarios locales encargados de hacer cumplir la ley para discutir la mejor manera de implementar las leyes que hemos jurado defender”.

El senador estatal republicano Ira Hansen, que representa partes de los condados de Washoe y Nye y todos los de Humboldt, Pershing, Lander, Mineral y Esmeralda, destacó que está “al 100 por ciento” de los condados rurales que toman una posición en contra del proyecto de ley.

“La desobediencia civil es bastante estadounidense”, criticó Hansen el jueves.

Pero el senador republicano Pete Goicoechea, cuyo distrito cubre a Elko, Eureka, White Pine, Lincoln y partes de los condados de Nye y Clark, no está seguro de que boicotear la ley sea el mejor plan.

Goicoechea dijo que simpatiza con los alguaciles y cree que el proyecto de ley no es ejecutable en su forma actual, pero que tiene inquietudes con ellos, prometiendo abiertamente ignorar la ley.

“Ese tipo de nubes lo hacen porque cuando prestas juramento, prestas juramento de que cumplirás las leyes”, recalcó Goicoechea el jueves.

Pero aún queda tiempo en la sesión, que termina a principios de junio y Goicoechea agregó que espera que se puedan hacer algunos cambios a la ley para ayudar a calmar algunas preocupaciones que los conservadores tienen.

Varios proyectos de ley en este sentido están en las obras, notificó. Pero no está claro hasta dónde llegarán las propuestas con los demócratas que controlan ambas cámaras de la Legislatura y la mansión del gobernador.

sisolak nye county letter

LO MÁS RECIENTE
Add Event

You May Like