Amor contra barreras

El 14 de febrero se celebra el día del amor y de la amistad, fecha para compartir con la pareja amada y disfrutar de una rica cena, chocolates, el aroma de las rosas rojas, escribir una carta o dedicar un poema o canción, para recordarle a esa persona porque es tan especial para ti.

Una pareja formal, que ya llevan tiempo juntos, comienza a tener sueños de vida, como comprar una casa, viajar por el mundo, tener o adoptar hijos, ser un apoyo para su compañero, establecer un negocio o ver crecer profesionalmente al novio o novia. Además de la aceptación de los padres y la convivencia familiar.

Estos retos son iguales para parejas heterosexuales que para las personas que sienten atracción por su mismo sexo.

Desde octubre de 2014 en Nevada, las parejas homosexuales pueden contraer matrimonio y obtener los mismos derechos básicos que cualquier matrimonio tradicional: visitas de hospital y decisiones médicas como esposo o esposa, administrar negocios familiares, decidir sobre donación de órganos, compartir propiedades, demandar por violencia doméstica y cobertura de seguro médico, herencias, divorcio, entre otros.

En The Center es el punto de reunión de la comunidad lésbica, gay y transgénero (LGBT) de Las Vegas. En este lugar se ofrece convivencia social en su cafetería, exámenes de enfermedades de transmisión sexual incluyendo VIH/SIDA, grupos de apoyo y ayuda psicológica para la aceptación de la familia o de la misma persona sobre su inclinación sexual.

En este sitio fue dónde Jeff White de 31 años y Jim Foley de 54 años se conocieron en 2015 y al paso de un tiempo se enamoraron.

Jeff era lavaplatos de un restaurante en la zona centro, mientras que Jim realizaba pruebas médicas en The Center, ambos asistían a un grupo de ayuda psicológica para “gays” al inicio de su relación.

“Por Facebook Jim me preguntó si me gustaría tomarme un café”, confesó Jeff. Esta fue su primera cita, el pretexto para encontrarse en la cafetería fue platicar sobre el grupo al que asistían para ayudarse personalmente con dudas y experiencias que ocurrían en sus vidas.

“Comenzamos a salir como pareja a partir de enero de 2016”, señaló Jeff.

En febrero de ese mismo año venció el contrato de su departamento y decidió mudarse a la casa de Jim.

“Fue un ajuste al principio, dos personas viviendo juntas tienen que adaptarse, como cualquier otra, tiene su propio estilo de vida cada uno, había fricciones”, comentó Jim.

Después de vivir juntos y de ser novios, decidieron un día ir a comprar sus anillos de compromiso, “¿Estás hablando en serio?” fue la reacción Jeff. “Ese es el estilo de mi novio, un día también se le ocurrió hacernos el mismo tatuaje de la nada, los anillos llegaron de igual forma”, respondió Jim.

“Lo que más me gusta de Jeff es su sentido del humor, está loco, y eso me encanta que sea extrovertido, es alguien que dice lo que piensa, hay momentos que es molesto. Le tengo que recordar que este en silencio un poco, su personalidad es genial, es alguien divertido, y además es muy atractivo”, afirmó.

“Lo conocí cuando era lavaplatos en su trabajo, lo he visto desarrollarse profesionalmente hasta ser asistente de chef, eso ha sido espectacular, su persistencia”, complementó Jim.

Por su parte, Jeff expresó que es lo que más le gusta de su pareja, “su honestidad, mi familia y amigos siempre me han aceptado como homosexual, y él es de esa manera, lo siento como mi familia. Pienso que somos el uno para el otro, de manera libre y me ha hecho ser una mejor persona”.

A sus 54 años, Jeff se enteró que podía casarse legalmente en Nevada, se sintió muy feliz.

“Saber que podía casarme antes de morirme es algo maravilloso, solamente había que estar seguros de tener los mismos derechos que cualquier persona, mi mamá tiene la pensión de mi papá, yo quiero heredar mis ahorros a Jim el día que muera”.

Todo lo que construyan como pareja, como un negocio o la adquisición de una vivienda, la pareja de Jim y Jeff quieren asegurarse de que se quede en manos de uno de los dos si alguno fallece, sería injusto para ellos, que por ser homosexuales y antes de la aprobación de la ley, no podían contar con ese derecho, expresaron ambos.

Como pareja su hogar es su santuario, donde tienen libertad se amarse y sentirse libres.

“La comunicación es lo más importante en una relación, trabajar con eso es estupendo. Cualquier pareja necesita expresarse y dejarle saber a la otra persona sus sentimientos, no importa si eres heterosexual u homosexual”, aconsejaron.

La familia de Jeff no acepta que sea “gay” y no quieren conocer a su pareja. A pesar de esto en diciembre fueron a Boston, de donde es originario, y fue la reacción que ya esperaban, “no aceptaron a mi pareja, es como no aceptarme a mí, porque es la persona que amo, nos tuvimos que retirar de la casa de mi familia”.

Lo contrario pasa con la familia de Jim, siempre lo ha apoyado.

“Es mi pareja y algún día va a ser mi esposo, ya convivimos con mis abuelos, que ellos son los que me criaron, para ellos verme feliz es lo que más importa, están felices que estoy con alguien trabajador y que no tiene vicios, mi pareja es mi equipo y mi sueño es ser felices”, acotó Jim.

Los requisitos son los mismos que para una pareja tradicional:

*Asistir juntos por su licencia de matrimonio

*Ninguno de los dos puede estar casado, esto quiere decir que deben ser solteros, divorciados o viudos

*Ser mayores de 18 años de edad.

*No ser familiares de primera línea, como primos-hermanos.

*No importa su estatus migratorio.

*La licencia para matrimonio se entrega ese mismo día y con ella pueden buscar una capilla o persona que tenga permiso para realizar matrimonios civiles.

El buró de licencias de matrimonio se localiza en

201 E. Clark Ave. (702) 671-0600.

Datos

• Los matrimonios del mismo sexo están autorizados como ley en el condado de Clark desde el 9 de octubre del 2014.

• Hasta enero de este año, el buró de expedición de licencias para matrimonio del Condado de Clark alcanzó la cifra

de 10 mil licencias entre personas del mismo sexo.

LO MÁS RECIENTE
Eventos

You May Like