Anunciaron fondo de becas universitarias para hijos de víctimas del 1 de octubre

“Hijos de los 58 – queridos y nunca olvidados”, es el nombre que se designó al fondo de becas universitarias que la familia de Neysa Tonks, una de las victimas mortales del tiroteo masivo más grave en la historia, instituyó para, justamente honrar la memoria de los que perdieron la vida en la masacre.

Como muchos saben, la balacera mortal tuvo lugar durante el concierto de música country Harvest Route 91, frente al Mandalay Bay, el pasado 1 de octubre de 2017.

Amigos, familiares y simpatizantes de Tonks fueron convocados para hacer el anuncio mediante una conferencia de prensa, sin embargo, de último momento se canceló, no así el establecimiento del fondo, de acuerdo con información vertida por Melissa Warren, encargada de las relaciones públicas de la firma Faiss Foley Warren. El fondo permitirá la matriculación universitaria de los hijos –elegibles- menores de 21 años, de los asesinados en esa jornada trágica.

Los padres de Neysa Tonks, Chris y Debbie Davis, junto con su hermana, Mynda Smith, están trabajando estrechamente con Nevada Community Foundation en la creación y administración del fondo, como un legado duradero para Tonks quien, a pesar de su éxito profesional en la industria tecnológica, no asistió a la universidad.

“Nada era más importante para Neysa que ver a sus propios tres hijos ir a la universidad”, había externado el padre de Tonks, Chris Davis, agregando que “es por eso que el establecimiento de un fondo de becas para los descendientes de aquellos cuyas vidas se perdieron en esa fatídica noche, fue una decisión fácil para nuestra familia. Al asegurar que esos niños tengan la oportunidad de asistir a la universidad o a una escuela de comercio de su elección, honramos a Neysa mientras ayudamos a sus familias”.

Debbie Davis, su madre, había manifestado que “Neysa tenía una gran personalidad y nobles sentimientos, desinteresadamente ayudó a otros.

Después del fallecimiento de Neysa, decenas de personas nos llamaron para compartir con nosotros historias de cómo ella impactó sus vidas de maneras que, aunque no era raro, no dejaron de sorprendernos a nosotros. Ella se centró ferozmente en asegurar que sus propios hijos estudiaran mucho, obtuvieran buenas calificaciones y pusieran la universidad en sus planes por su experiencia propia. Inspirar a los hijos de aquellos que perdieron la vida en la Ruta 91 para ir a la universidad es una poderosa extensión de su compromiso con sus propios hijos”. dijo

La familia ha estado trabajando diligentemente para rastrear y comunicarse con las otras 57 familias y, hasta la fecha, se han identificado 51 niños elegibles en varios estados.

Las donaciones se pueden hacer en www.gofundme.com/children-of-the-58. Para preguntas, o para compañías o individuos que prefieren trabajar directamente con Nevada Community Foundation, comuníquese con la Fundación al (702) 892-2326 o en línea en www.nevadacf.org

Add Event

You May Like