Aprueba panel del senado de Texas medida contra santuarios

AUSTIN, Texas, EE.UU. (AP) — Una comisión del Senado de Texas aprobó el viernes 3 una propuesta de ley sobre las llamadas ciudades santuario, que busca negar fondos estatales a aquellas jurisdicciones locales que no entreguen a los agentes federales a aquellos inmigrantes que tengan detenidos para su posible deportación.

La comisión de asuntos estatales aprobó la iniciativa luego de más de 16 horas de testimonios a menudo emotivos marcadas por las protestas de los espectadores. La propuesta pasa ahora al pleno del Senado estatal, donde se espera una votación la semana próxima.

Centenares de personas se registraron para declarar ante el panel el jueves y la audiencia fue interrumpida reiteradamente, lo que hizo que los guardias de seguridad sacaran a algunas personas. La presidenta de la comisión, Joan Huffman, advirtió que la cámara sería cerrada si continuaban las protestas.

El término “ciudades santuario” no tiene definición oficial, pero a menudo significa que una ciudad coopera poco -o no lo hace- con las autoridades federales de inmigración en algunos asuntos relacionados con personas que viven en Estados Unidos sin autorización.

El gobernador Greg Abbott ha promovido el proyecto de legislación como una forma de deportar a delincuentes que además residen ilegalmente en Estados Unidos.

Individualmente, varios alguaciles y jefes policiales -particularmente en áreas mayormente demócratas del estado- se han opuesto a hacer cumplir las leyes federales de inmigración.

Abbott ya ha ordenado la retención de 1,5 millones de dólares destinados al alguacil del condado de Travis, quien ha dicho que las cárceles en Austin, la capital del estado, no acceden ya a la mayoría de los pedidos de detención de las autoridades de inmigración. Esos fondos son para educación sobre violencia doméstica y una corte especial para veteranos. Abbott advirtió que puede retener más fondos.

Los oponentes a la medida alegan que si las policías locales asumen tareas relacionadas con inmigración, solo ahuyentarían a los inmigrantes irregulares por temor a deportación, lo que cerraría una puerta de cooperación con las agencias del orden.

El senador Eddie Lucio, uno de los dos demócratas en el panel, dijo que tiene objeciones morales a la medida.

“Esto mina la confianza entre la policía y las comunidades de inmigrantes. Corremos el riesgo de poner en peligro a mujeres y niños que son víctimas de violencia y extorsión, como el tráfico humano”, dijo Lucio el jueves 2.

El autor de la propuesta, el republicano Charles Perry, dijo que las autoridades locales deben hacer cumplir la ley.

“No es una medida de deportación, es una medida del imperio de la ley”, dijo Perry. “Tenemos casi una cultura de irrespeto a la ley federal de inmigración”.

LO MÁS RECIENTE
Add Event

You May Like