Aprueban cambios relacionados con cierres de campos de golf

Desde el cierre abrupto del Campo de Golf Legacy en Henderson el año pasado, la protesta pública ha causado que los funcionarios de la ciudad aclaren cómo la ciudad lidia con los cierres y reurbanizaciones de los campos de golf.

El Consejo Municipal de Henderson votó unánimemente el martes pasado para aprobar una ordenanza que enmienda el código de desarrollo con respecto a su proceso para presentar documentos suplementarios, pruebas y otro material relacionado con las solicitudes para aprobación y apelaciones.

“En este tema, tiendo a quedarme del lado de los propietarios (que rodean Legacy Golf Course), porque fueron sorprendidos cegados”, afirmó el concejal Dan Shaw antes de la votación.

Un componente clave de la ordenanza requiere que, si la ciudad lo notifica, los propietarios deben presentar un plan de operaciones y mantenimiento luego del cierre de un parque, un espacio abierto o un campo de golf, según el portavoz de la ciudad, David Cherry.

“Este cambio busca crear un proceso que ayudará a preservar la calidad de vida existente de la comunidad, al mismo tiempo que permite la innovación y la creación de nuevas comodidades”, informó Cherry.

Una vez notificado, un plan debería enviarse dentro de los 30 días.

Los planes están diseñados para proteger a los vecindarios afectados contra las molestias, la plaga y el deterioro, reportó Eddie Dichter, planificador principal del departamento de desarrollo y servicios de la comunidad, durante la reunión.

Además, se requeriría una reunión del vecindario para discutir el plan, que el Consejo Municipal debería aprobar. Otras adiciones incluyen un comité asesor de acuerdo de desarrollo y nuevos criterios de rezonificación.

“Estas capas agregadas están diseñadas para garantizar el desarrollo adecuado y mantener la calidad de vida que se encuentra en los vecindarios donde se llevan a cabo estos cierres”, mencionó Cherry.

Los propietarios también deben crear una línea directa para que los vecinos expresen sus inquietudes.

El incumplimiento de cualquier parte de la ordenanza dará lugar a una multa de $500 por día de violación, de acuerdo con Dichter.

Decenas de residentes de las áreas cercanas a Legacy Golf Course y Black Mountain Golf Club vinieron a mostrar su apoyo. Muchos elogiaron al consejo por sus esfuerzos.

“Este ha sido un problema nacional”, dijo Denell Hahn, residente de Black Mountain. “Los campos de golf se consideran una forma buena y rentable de convertir la tierra en bienes raíces sin tener en cuenta a los vecinos”.

El Consejo Municipal también reconoció los esfuerzos de los residentes de la Asociación de Vecinos de Black Mountain (Black Mountain Neighborhood Association). Dicha asociación, compuesta por casi 120 familias, se formó en 2017 para tratar de salvar el campo de golf en 500 Greenway Road, cerca de East Horizon Drive y Greenway Road.

“Esta noche fue una poderosa declaración de cómo las comunidades, como esta, pueden causar impactos”, puntualizó la alcaldesa Debra March, refiriéndose a la ordenanza enmendada.

Black Mountain Golf Club, una organización sin fines de lucro fundada en 1957, es ahora propiedad privada de 105 miembros.

En marzo pasado, Black Mountain solicitó la bancarrota del Capítulo 11. Los miembros del campo de golf manifestaron que la única forma de salvarlo era desarrollar más de mil casas.

La propuesta preliminar es construir 740 viviendas unifamiliares y 569 viviendas multifamiliares. El desarrollo propuesto cubre aproximadamente 130 acres al sur de la carretera Greenway.

Como parte del plan, “los 9 del Fundador”, que hace referencia a los nueve hoyos originales del campo, permanecerán abiertos.

Los funcionarios de la ciudad han suspendido el proyecto hasta que se haya evaluado toda la información solicitada.

 

LO MÁS RECIENTE

You May Like